Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 23 de Marzo de 2023, expediente CNT 044920/2018/CA001

Fecha de Resolución23 de Marzo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V

Expte. N.º CNT 44920/2018/CA1

SENTENCIA DEFINITIVA N.º 86979

AUTOS: “CICORELLA NICOLAS PABLO c/ CAJA DE AHORRO Y SEGUROS

S.A. s/ DESPIDO.” (JUZGADO N.º 27).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 22 días del mes de MARZO de 2023 se reúnen los señores jueces de la Sala V

para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente y el Doctor GABRIEL de V. dijo:

  1. - La sentencia definitiva dictada con fecha 20/09/2022, recibe apelación de la demandada (cnf. recurso de fecha 30/09/2022), contestada por el accionante en el escrito de fecha 03/10/2022. Todo ello, conforme surge del sistema Lex 100.

  2. - En términos preliminares, he de comenzar por el análisis de los agravios vertidos por la S.A.

    La recurrente cuestiona la decisión del Sr. juez de grado de considerar como real fecha de ingreso la denunciada por el Sr. C., del 24/10/2005. Realiza una crítica de la interpretación efectuada sobre los testimonios aportados por el actor y sostiene que la relación que se pretendió establecer no se encuentra respaldada por prueba documental, como tampoco obran en autos registros contables que acrediten su vínculo comercial con C.R.F.

    Por ende, señala que no existe en el presente caso una causal válida para considerar justificado el despido en el que se colocó el trabajador.

    Asimismo, esgrime que durante ese período no existió trabajo en negro, ni falta de aportes, toda vez que el Sr. C. se encontró registrado por la consultora C.R.F.

    lo que torna improcedente la aplicación de la L.N.E. Añade que el fallo plenario “V. c/ Telefónica” es inaplicable en el presente caso y solicita, de forma subsidiaria, la aplicación del art. 16 de la ley 24.013.

    En segundo lugar, cuestiona la decisión del judicante de considerar que la suspensión establecida como sanción resultó desproporcionada.

    A continuación, apela la procedencia de la multa prevista en el artículo 2 de la ley 25.323, de la indemnización conforme artículo 80 de la L.C.T. y la condena a hacer entrega de los certificados.

    Por último, se agravia por la aplicación del Acta 2764 en los términos descriptos en el recurso.

    Fecha de firma: 23/03/2023

    Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA 1

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA

  3. - Previo a la ponderación de los agravios, cabe mencionar que llega sin controversia que el Sr. C. laboró para la S.A. demandada hasta considerarse despedido en los términos descriptos en la C.D. Nº 812722665, de fecha 03/07/2017

    (reconocida por la accionada a fs. 118).

    Sentado lo anterior, por orden de buen método, corresponde tratar en primer lugar el planteo vinculado a la real fecha de ingreso del actor.

    En su relato inicial, el accionante adujo que ingresó a trabajar para la demandada el día 24/10/2005, pero que durante los primeros seis (6) meses, su empleadora trianguló

    su vínculo laboral de forma fraudulenta, a través de una agencia de empleo eventual llamada C.F.R. Servicios Empresarios S.R.L. Agregó que se trató de una falsa contratación eventual conforme artículo 29 bis L.C.T. y que recién en fecha 01/03/2006

    la S.A. decidió registrar el vínculo que los unía.

    Sobre ello, el sentenciante de grado determinó que, en dicho periodo inicial, la accionada Caja de Ahorro y Seguros S.A. fue la verdadera empleadora del actor, en los términos previstos por el primer párrafo del artículo 29 de la L.C.T.

    Además, concluyó que: “…la negativa de la demandada a inscribir correctamente el contrato de trabajo, constituyó una injuria que, por su gravedad,

    imposibilito la prosecución del vínculo laboral. Por lo tanto corresponde hacer lugar a las indemnizaciones reclamadas con sustento en los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T.

    La recurrente, reitero, realiza una crítica de la interpretación efectuada sobre los testimonios aportados por el actor y sostiene que la relación que se pretendió establecer no se encuentra respaldada por prueba documental, como tampoco obran en autos registros contables que acrediten alguna relación comercial con C.R.F.

    Sobre el tópico, adelanto que, atendiéndose a la prueba arrimada a las presentes actuaciones, propiciaré confirmar la solución analizada en la sentencia de grado (art. 386

    C.P.C.C.N.).

    Lo cierto es que, más allá de los ineficaces argumentos recursivos esgrimidos por la S.A., los elementos y las constancias obrantes en la causa permiten corroborar que el Sr. C., durante el periodo desde el 24/10/2005 hasta su efectivo registro, prestó

    servicios en el establecimiento de la sociedad citada bajo órdenes de su personal,

    insertándose en la organización empresarial—en los hechos—, para dirigirlo y aprovecharse de su trabajo, asumiendo el carácter de real empleadora (cfr. art. 26

    L.C.T.), más allá de que el actor denunciara que se utilizó la interposición de otra sociedad como empleadora formal (C.R.F. Servicios Empresarios S.R.L.).

    O., que de la lectura de la prueba testimonial surge que todos los deponentes (con la única salvedad del Sr. R., propuesta por Caja de Ahorro y Seguros S.A.) fueron coincidentes en que la mayoría de los empleados (inspectores) de Fecha de firma: 23/03/2023

    2

    Firmado por: GABRIEL DE V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA V

    la S.A. ingresaban durante los primeros meses mediante la intervención de una consultora e hicieron especial referencia a C.R.F.

    El Sr. L. declaró que “…cree que el método de contratación del actor fue como todo el resto de los empleados a través de una empresa contratadora y después siendo regularizado”. Los Sres. R. e I. adujeron, sobre sus situaciones personales, que comenzaron a trabajar en la Caja a través de la agencia C.R.F. para luego ser formalizados por la accionada y si bien tales dichos fueron impugnados, lo cierto es que las manifestaciones vertidas carecen de eficacia para restarles valor probatorio (v. actas de audencia de fecha 28/09/2021 y de fecha 30/09/2021).

    Además, el deponente R. —cuya declaración no fue objeto de crítica de la contraria— fue contundente al manifestar que “…en el 2005 conoció al actor, entre octubre y noviembre. Que al actor lo contrataron de una consultora, que tuvo una entrevista como personal de la caja y después se hacía cargo la consultora hasta que el empleado quedara efectivo de la caja…”. Por otro lado, el único testigo que declaró a instancias de la S.A. fue R. y dijo no recordar en qué momento ingresó el actor a trabajar (cnf. acta de fecha 21/03/2022).

    Estas declaraciones testimoniales de compañeros de trabajo se encuentran abonadas con la debida razón de sus dichos, esto es, en circunstancias de tiempo, modo y lugar que tornan verosímil el conocimiento de los hechos que coinciden, en lo relevante, con la versión relatada en la demanda, por lo que tienen plena eficacia probatoria y fuerza convictiva (cfr. arts. 90 L.O. y 386 del C.P.C.C.N.).

    Cabe añadir, a tenor de los agravios, que —incluso en el mejor de los casos para la recurrente— de considerarse que no se encontró acreditado ningún vínculo entre la S.A. y C.R.F., lo cierto es que en lo concreto se ha comprobado que el actor se encontró

    desde el 24/10/2005 inserto en el establecimiento utilizado por la demandada y prestando tareas a sus órdenes. Es decir, desde una fecha anterior a la que fue registrado del 01/03/2006 (cnf. pericia contable de fs. 148).

    En definitiva, cabe concluir que durante el periodo denunciado, la accionada revistió el carácter de real empleadora al utilizar en forma directa la prestación del trabajador en los términos dispuestos por el artículo 29 1° párrafo L.C.T.

    Por ende, propicio desestimar el agravio de la demandada y confirmar el temperamento adoptado en grado en cuanto a que la negativa de la S.A. de inscribir de manera correcta el contrato de trabajo constituyó injuria suficiente, en los términos previstos en los artículos 242 y 243 de la L.C.T.

    A propósito de ello, las consecuencias indemnizatorias emergentes de la ruptura del contrato de trabajo devienen inalteradas y corresponde desestimar el agravio vertido sobre la procedencia del incremento previsto en el art. 2 de la ley 25.323.

    Fecha de firma: 23/03/2023

    Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA 3

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA

    Sentado lo anterior, el planteo de la demandada sobre las indemnizaciones contempladas por los arts. 9 y 15 de la ley 24.013 tampoco tendrá favorable recepción.

    Me explico.

    Arriba firme que el Sr. C. cumplió con el requerimiento establecido por el art. 11 de dicho cuerpo legal, introducido por la ley 25.345, que exige que el trabajador intime la regularización y el adecuado registro al empleador (inc. a) y que, además,

    remita a la A.F.I.P. copia del requerimiento dentro de las 24 horas hábiles subsiguientes a su concreción (inc. b) (cnf. informe del correo de fecha 14/03/2022).

    Asimismo, en el caso se comprobó que el actor prestó servicios para la demandada desde el 24/10/2005 y que no se registró su verdadera fecha de ingreso lo que, por aplicación analógica de la doctrina recaída en el Plenario N.° 323 ("V.,

    M.L. c/Telefónica de Argentina S.A. y otro s/despido"), permite reconocer a su favor la multa del art. 9 de la Ley 24.013, solicitada en el escrito de demanda (v. en similar sentido la sentencia definitiva de esta Sala N° 84.338, con otra composición, de fecha 07/08/2020).

    Desde este punto de vista, se encuentran acreditados los presupuestos que legitiman la aplicación de las indemnizaciones previstas en la ley 24.013.

    Corresponde añadir que no estimo viable la utilización de las facultades concedidas por el art. 16 ley 24.013, en tanto remite a la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR