Un ciclo que va de menor a mayor

 
EXTRACTO GRATUITO

La casa, ciclo de unitarios con elencos rotativos / Dirección de fotografía y cámara: Iván Gierasinchuk / Dirección de arte: María Eva Duarte / Vestuario: Valentina Bari / Edición: Alejandro Brodersohn / Música: Gustavo Pomeranec / Producción artística: Fernando Zuber / Producción ejecutiva: Adrián Kaminker / Producción general: Nicolás Avruj / Idea original y dirección general: Diego Lerman / Producción: Campo Cine para la TV Pública / Emisiones: de lunes a jueves, a las 22.30.

Nuestra Opinión: Bueno

Va de menor a mayor La casa. Mejora en espesor dramático, en identidad y en compromiso con una idea previa en cada capítulo, conforme avanza el tiempo histórico que el relato se propone abarcar, como si esa magnífica vivienda instalada en el corazón del delta del Tigre atesorara secretos y enigmas decisivos para entender la evolución histórica de la Argentina.

Diego Lerman, el talentoso realizador de Refugiado y responsable aquí de la idea original, la producción general y la dirección de los cuatro primeros episodios (emitidos entre el 30 de marzo y el 2 de abril), dijo antes del estreno que su propósito es jugar a lo largo de los 13 capítulos con diferentes estilos, géneros y modalidades narrativas y expresivas.

Por ahora, más allá del perfil de un primer episodio ("Criatura", el de 1929) con búsquedas expresionistas y un lejano tributo a la obra de Horacio Quiroga, y un cuarto ("Secuestro", el de 1952) de fuertes conexiones con la serie negra, lo que vemos casi todo el tiempo es una visible inclinación hacia el drama psicológico, con inequívocos trazos teatrales y una preferencia por los climas, construidos con especial esmero.

Esta última dimensión resulta a todas luces la más lograda, gracias sobre todo al excepcional trabajo de los responsables de casi todos los rubros artísticos (fotografía con predominantes blancos y negros, arte, vestuario, edición). Estamos ante un ciclo con un común denominador (la vivienda en cuestión) y una sucesión de historias que se engarzan al comienzo de cada episodio con la ayuda de un gran montaje de imágenes de archivo y de la bella voz en off de Marta Lubos.

Esos rasgos de continuidad no opacan lo esencial: cada episodio tiene peso propio y funciona por sí solo, como corresponde cuando hablamos de unitarios. Y no todos los episodios sostienen las ideas propuestas o alcanzan similar nivel...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA