Choque de trenes en Temperley: fue un error humano

 
EXTRACTO GRATUITO

"¡2277, parate! ¡2277, parate!" Con esta orden, desde la torre de control de la línea Roca, que dejó el andén de la estación Temperley antes del horario establecido y terminó chocando anteanoche contra una locomotora que hacía maniobras a 200 metros.

Había, además, dos semáforos en rojo sobre las vías, que el maquinista Diego Sánchez y el ayudante Nicolás Navarro, a cargo de la formación, también obviaron.

Así surge de una grabación, fotos y datos de GPS que el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, mostró ayer, al afirmar que el accidente, que provocó 40 heridos, fue producto de un error humano. Sugirió que se trató de un hecho intencional: dijo que estuvo involucrado el gremio de los ferroviarios y que tenía relación con su postulación a presidente.

Estalló así otro round en el enfrentamiento con el sindicato. "Randazzo miente; fue una falla humana o técnica. Los motorman no son kamikazes", dijo el jefe de La Fraternidad, Omar Maturano.

Randazzo, precandidato a presidente por el oficialismo, denunció ayer que el tren 2277 había arrancado un minuto antes del horario establecido, cuando había dos semáforos en rojo en las vías y pese a las reiteradas órdenes emitidas desde la torre de control para que frenara.

"Son hechos concretos. Queremos que la Justicia determine si hay una mafia detrás de todo esto. Estamos a 12 días del cierre de listas y soy precandidato. Me cuesta creer que (La Fraternidad) no estén involucrados. No creo en las casualidades, creo en las causalidades. Estamos a 24 horas de un paro", apuntó el ministro.

El accidente ocurrió anteanoche, a las 21.30, a unos 200 metros de la estación de Temperley, cuando el tren 2277 salió con destino a la estación Gutiérrez (en Berazategui) e impactó contra la locomotora 921 que realizaba maniobras en la parrilla ferroviaria. Por el choque, 40 pasajeros recibieron heridas leves y debieron ser auxiliados por los Bomberos, la policía y personal médico. Ayer ya no quedaba ninguno internado (ver aparte).

Randazzo vinculó la cercanía de las elecciones con el choque. "No son interpretaciones, son hechos concretos y contundentes que hemos aportado a la Justicia y queremos que actúe rápido y determine si hay una mafia detrás de todo esto", exhortó.

Y agregó: "Si la hay, pido por favor que vayan presos. Llamativamente éste es el tercer siniestro vinculado con trenes en pleno proceso previo a elecciones. El 13 de junio de 2013 fue el choque en Castelar, nueve días antes del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA