Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 5 de Febrero de 2009, expediente 29.537/2005

Fecha de Resolución 5 de Febrero de 2009

PODER JUDICIAL DE LA NACION.

En Buenos Aires, a 5 de febrero de dos mil nueve, reúnense los Señores Jueces de la Sala D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa "CHOC, EDUARDO JOSE c/ PARANA S.A.

DE SEGUROS s/ ORDINARIO", registro n° 29.537/2005, procedente del JUZGADO N° 13 del fuero (SECRETARIA N° 26), donde está identificada como expediente N° 91.614, en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal,

resultó que debían votar en el siguiente orden, D.: H.,

D., V..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el señor Juez de Cámara, doctor H. dijo:

  1. ) La sentencia de primera instancia -dictada en fs. 324/331- hizo lugar parcialmente a la demanda promovida por E.J.C.,

    mediante la cual reclamó el cobro de pesos por incumplimiento contractual por parte de Paraná S.A. de Seguros.

    Para así decidir, la juez a quo entendió que ambas partes reconocieron haber celebrado un contrato de seguro y que también logró

    acreditarse que el siniestro fue denunciado a la aseguradora con fecha 10.12.2003.

    Por otro lado, consideró que quedó demostrada la existencia de una aceptación tácita por parte de la aseguradora en los términos del art. 56 de la ley de seguros puesto que, anoticiada del siniestro, recién se expidió

    rechazándolo pasados los 146 días, violándose ampliamente el plazo de treinta días reconocido en el artículo citado.

    Asimismo, entendió que con la prueba pericial contable quedó

    acreditado que el destino del automóvil -remís- había sido informado a la defendida, circunstancia que además se encontraba detallada en el endoso de la póliza n° 723.153.

    Con base en lo anterior, juzgó en definitiva que no resultó

    procedente el rechazo del siniestro por reticencia de información y/o agravación del riesgo y, en consecuencia, hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a ésta última a pagar la suma de $ 7.300 con más sus intereses; como así también el monto resultante de la liquidación a practicarse en concepto de privación de uso, el cual estimó en la suma de $

    300 mensuales. Rechazó el daño moral reclamado por cuanto, en virtud de lo dispuesto por el art. 377 del Código Procesal, no encontró debidamente acreditado tal perjuicio 2°) Ambas partes se alzaron contra el pronunciamiento reseñado (fs.

    332 y 339).

    La demandada expresó sus agravios en fs. 346, cuyos fundamentos lucen contestados en fs. 353/354; mientras que el actor hizo lo propio en fs.

    349/351.

  2. ) La aseguradora basó su crítica al fallo en el monto indemnizatorio reconocido en concepto de privación de uso puesto que entendió

    contradictorio otorgar monto alguno por tal daño cuando, en realidad, como consecuencia de la destrucción total el rodado no podría haber sido utilizado.

    De su lado, la parte actora cuestionó la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR