Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 31 de Marzo de 2023, expediente CNT 028653/2018/CA001

Fecha de Resolución31 de Marzo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 28.653/2018

AUTOS: “CHICO PEIRO, Y.E. C/ GODOY, PABLO

MARIANO S/ DESPIDO”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. A.E.G.V. dijo:

  1. Contra la sentencia de la instancia anterior se alza la parte demandada a tenor del memorial incorporado a la causa digital, que recibiera réplica de su contraria. También apela la perito contadora sus honorarios, por reputarlos reducidos.

  2. Cuestiona la accionada que, tras considerar acreditada la fecha de ingreso invocada por la trabajadora en el inicio, la sentenciante de grado hubiera reputado injustificado el despido decidido por la empleadora en los términos del art. 92 bis de la LCT. Sostiene que la Dra. S.M.V. soslayó que si bien la actora alegó haber ingresado a trabajar de manera clandestina el 1/2/2016, su parte adquirió el fondo de comercio el 1/8/2017, habiéndole indicado la anterior titular del establecimiento no contar con empleados en relación de dependencia.

    Sostuvo la accionante al demandar haber ingresado a trabajar en la Distribuidora Khalo -explotada por el demandado P.M.G. y dedicada a la venta y distribución mayorista de golosinas a comercios minoristas- el 1/2/2016.

    Sostuvo que sus tareas consistían en recorrer almacenes, supermercados chinos, kioscos y demás comercios para la promoción y ventas de sus productos, llevando consigo volantes y listados de precios. Manifestó que por la tarde regresaba al depósito debiendo cargar en una planilla los pedidos levantados, atender al público, enviar facturación por mail,

    resolver quejas de clientes, armar los pedidos y coordinar la logística para el día siguiente.

    Refirió que, obligada por su empleador, debió inscribirse como monotributista y facturar los servicios prestados a G., hasta el día 4/10/2017 en que recibió una misiva de su empleador mediante la cual le comunicaba su despido en virtud de lo dispuesto en el art.

    92 bis de la LCT.

    Al contestar la acción el demandado negó las manifestaciones Fecha de firma: 31/03/2023 vertidas por la actora. Manifestó que, tal como dan cuenta los recibos de sueldo y registros Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    laborales, C.P. ingresó a trabajar a sus órdenes el 1/8/2017 siendo sus tareas la venta telefónica de golosinas. Dijo que en dicha fecha adquirió el fondo de comercio de la distribuidora a la Sra. J.L.C.M. quien le hizo saber que a dicha fecha no tenía trabajadores en relación de dependencia. No obstante la mencionada C.M. recomendó a la actora como una amiga de confianza conocedora del rubro siendo a partir de dicha fecha que la actora comenzó a trabajar para G..

    Luego de analizar los elementos de prueba obrantes en la causa, la sentenciante de grado reputó acreditado que la actora comenzó a prestar tareas para el demandado en febrero del 2016, por lo que concluyó que el despido decidido por el empleador con fecha 4/10/2017 en los términos del art. 92 bis de la LCT resultó

    injustificado.

    Los términos de los agravios vertidos por la demandada imponen analizar la prueba testimonial rendida por D.N.C., M.C.C. y B.N.A.S., todos ellos propuestos por la accionante.

    La primera de las mencionadas manifestó tener un maxikiosco y conocer a la actora porque era vendedora de la distribuidora K.. Sostuvo que C.P. ofrecía los productos con una lista de precios, levantaba los pedidos -a veces también los facturaba- y se los pasaba a P.G. o a J.C.. Manifestó que el jefe de la actora era P.G., el dueño de la distribuidora K., lo que supo porque cuando había algún reclamo, solicitaba algún descuento por una compra masiva o tenía que hablar algún tema referido con dinero, la testigo hablaba con el demandado P.G. o J.C., quien según sostuvo la dicente, también era la dueña. Dijo no saber la fecha exacta en que la accionante comenzó a trabajar, pero sostuvo que comenzó a pasar a levantar pedidos en el local de la testigo en el primer semestre de 2016,

    circunstancia que recordó por coincidir con la fecha en que ella comenzó a trabajar en el maxikiosco (primero empezó a trabajar por las mañanas y luego compró el fondo de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR