Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii, 22 de Septiembre de 2023, expediente CNT 005935/2019/CA001

Fecha de Resolución22 de Septiembre de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA Nº 58127

CAUSA Nº 5.935/2019 SALA VII - JUZGADO Nº 15

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 22 días del mes de septiembre de 2023,

para dictar sentencia en los autos: “CHÁVEZ, J.R. C/

ARSLANIAN, ALEJANDRO DANIEL Y OTROS S/ DESPIDO”, se procede a votar en el siguiente orden:

LA DOCTORA P.S.R. DIJO:

  1. El pronunciamiento dictado en la anterior instancia, que hizo lugar a la demanda promovida por despido, viene apelado por ambas partes,

    con réplica de la parte actora al recurso de la contraria, a tenor de las presentaciones digitales que se visualizan en el estado de actuaciones del sistema de gestión Lex100.

    Los demandados objetan el pronunciamiento por cuanto tuvo por acreditada la naturaleza laboral del vínculo invocado por el actor. Sostienen USO OFICIAL

    que la decisión derivó de una errónea interpretación de las posiciones asumidas por las partes en los escritos constitutivos del litigio, así como de la prueba ofrecida y de la normativa aplicable, en tanto que, conforme puntualizan, el Juez de la anterior instancia consideró operativa la presunción reglada en el art. 23 de la L.C.T., sin tener en cuenta que de los propios términos de la demanda surge el carácter autónomo del trabajo prestado por el actor, quien en la presentación referida reconoció que, simultáneamente,

    trabajaba bajo la dependencia de un tercero -A.N.M.-,

    circunstancia que, según alegan, demuestra que sus tareas carecían de exclusividad. Agregan que el propio accionante también admitió que sus labores de engarzado de anillos fueron desempeñadas en su domicilio particular, situado en la calle M.G.N.. 5671, edificio 62, dpto. C

    de esta ciudad, en tanto que las herramientas de trabajo que CHÁVEZ dijo que se le entregaron para el cumplimiento de su débito, en realidad le fueron vendidas -y no abonadas en su totalidad- y, además, las utilizaba para brindar servicios a distintos comerciantes. Afirman -desde otro ángulo- que a su parte le resultó imposible acreditar el carácter de empresario de CHÁVEZ,

    por cuanto se trata de una actividad que se desarrolló en la clandestinidad, a lo cual añaden que la jornada de trabajo denunciada -de lunes a lunes en el horario de 08:00 a 20:00-, resulta incomprobable y no luce respaldada con los dichos de los testigos propuestos por la contraria, habida cuenta que uno de ellos -además de estar comprendido en las generales de la ley- hizo alusión a fechas que no coinciden con las expuestas por el actor, mientras Fecha de firma: 22/09/2023

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.Q., SECRETARIA DE CAMARA

    que el segundo demostró una clara aversión contra su parte. Sostienen que,

    en el contexto descripto, no deben tenerse por probadas las horas extra, ni el resto de los presupuestos en los que se sustentó la acción, menos aún la base indemnizatoria adoptada en origen. En definitiva, pretenden que se dejen sin efectos los rubros salariales, indemnizaciones e incrementos admitidos, así como la condena a hacer entrega al pretensor de los certificados de trabajo previstos por el art. 80 de la L.C.T. Por último,

    cuestionan lo decidido en materia de costas.

    A su turno, el accionante objeta la base de cálculo adoptada por el Sentenciante de origen para determinar el importe de los rubros derivados a condena. Alega, sobre esta cuestión, que el Juzgador omitió adicionar a la remuneración denunciada la incidencia mensual de las horas extra que tuvo por acreditadas y que, según asevera, fueron cumplidas en forma habitual,

    de modo que, según estima, la base utilizada debe incrementarse con la suma de $14.583.- en concepto de horas extra y, consecuentemente, dicha base totaliza la cantidad de $54.483.-. Sostiene que la pretensión fue articulada en el punto IV del inicio de demanda, de modo que se justifica la inclusión del rubro antedicho en la base de cálculo, habida cuenta que las horas extra fueron consideradas procedentes. Cita precedentes jurisprudenciales que considera útiles para sustentar su postura y,

    finalmente, peticiona que practique una nueva liquidación, con consideración de la base salarial indicada.

  2. Reseñados sucintamente los planteos recursivos, por razones de índole metodológica he de abordar en primer lugar los agravios que expresan los accionados y que cuestionan el carácter laboral que se asignó

    en la sentencia apelada al vínculo invocado en la demanda.

    Al respecto, anticipo que el recurso en este aspecto no habrá de recibir, por mi intermedio, favorable resolución, pues a mi juicio en el pronunciamiento de la instancia anterior se han analizado adecuadamente todos los elementos fácticos y jurídicos de la causa que hacen al extremo apuntado y no veo que en el memorial de agravios se hayan aportado datos o argumentos que resulten eficaces para revertir la resolución.

    Sobre el particular, en primer lugar señalaré que, en mi opinión y tal como fue considerado por el Magistrado de primera instancia, en el caso resulta operativa la presunción prevista en el art. 23 de la L.C.T., habida cuenta que, de los términos vertidos en los respectivos respondes, surge admitida la prestación de servicios por parte de CHÁVEZ, en beneficio de los demandados y en tareas que se vinculan con la actividad comercial desarrollada por éstos (“…el Sr. C. se desempeña como engarzador -pulidos reconocidos en el gremio de la joyería- a la calle Libertad 250 vino recomendado por otros talleres y se le dio anillos para engarzar y pulir en Fecha de firma: 22/09/2023

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.Q., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación forma espaciada y por requerimientos específicos…”, v. fs. 59, fs. 70 y fs. 81,

    párrafos primero y 1º y 2º).

    Al respecto, hago constar que, desde mi perspectiva, la operatividad de la presunción aludida no puede ser supeditada a la demostración de servicios prestados en relación de dependencia, en tanto que tal tesitura, a mi modo de ver, neutraliza el propósito de la norma. Es que, en mi opinión, el concepto de dependencia laboral se confunde con el de contrato de trabajo, al punto que, si existe dependencia, seguramente habrá contrato laboral y resulta frecuente el uso doctrinario de ambas expresiones como sinónimas. En ese marco, afirmar que la presunción legal solo resulta aplicable cuando se demuestra la dependencia equivale a sostener que la presunción del contrato de trabajo requiere la previa prueba del contrato mismo (cfr. C.N.A.Tr., Sala III, 28 de junio de 1996, “D., A.A. c/ La Franco Argentina Cia. de Seguros”, DT, 1997 – A, pág. 60), lo cual,

    en mi óptica, no se ajusta a la finalidad perseguida por el dispositivo, el cual opera como un mecanismo de garantía y está orientado a prevenir USO OFICIAL

    situaciones de fraude.

    Y si bien, como es sabido, el citado art. 23 de la L.C.T. admite prueba en contrario y, en tal sentido y en lo que aquí interesa, condiciona su alcance a la demostración, por parte de quien las alega, de circunstancias,

    relaciones o causas que acrediten un vínculo de naturaleza distinta a la que es propia de un contrato de trabajo y “…en tanto que por las circunstancias no sea dado calificar de empresario a quien presta el servicio…”, expresión ésta que hace alusión, en mi criterio, a la noción de trabajador autónomo quien, por oposición a lo que sucede con un trabajador dependiente, no se incorpora a la organización de un tercero y, por consiguiente, asume los riesgos de su actividad organizando su propio trabajo, lo cierto y concreto es que, en la especie y tal como también fue considerado por el Judicante de la anterior sede, ninguna prueba aportó la parte demandada que sea idónea para desactivar la presunción referida, en los términos que establece la norma citada, en tanto que no surge evidenciado mediante probanza alguna que el reclamante hubiese cumplido sus tareas a través de una organización propia o que haya corrido con los riesgos económicos usuales de un trabajador en su desempeño autónomo, aportando capital propio para soportar pérdidas u obtener ganancias.

    Contrariamente, la prueba testimonial producida a propuesta del actor, en mi óptica, pone en evidencia que su proponente se encontró inserto en una actividad organizada bajo la supervisión de los accionados, a quienes únicamente aportó su trabajo -consistente en el engarce y pulido de piezas Fecha de firma: 22/09/2023

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.Q., SECRETARIA DE CAMARA

    de joyería- y quienes lo dirigían y eran los únicos beneficiarios de la prestación respectiva (“…al actor lo conoció en el año 2015 en el taller de V.A.…era un taller de fabricación de joyería de oro y plata…el taller estaba ubicado en un primer momento de manera independiente A. y V., Libertad 350 1 B, y luego se unificó al taller Libertad 250, 3 B…el actor cuando lo conoció estaba como engarzador y pulidor,

    hacía tareas en el taller y en otra parte se llevaba mercadería para trabajar en su casa…mayormente iba los lunes al taller, se quedaba haciendo algunas tareas allí, se llevaba mercadería al finalizar la jornada entre 18:30 y 19hs y luego la traía los jueves o viernes dependiendo de lo que tardara…lo sabe porque el testigo era el encargado del taller, le encargaba la mercadería para llevar a su casa y controlaba la mercadería que recibía…las órdenes de trabajo se las daba V. y A.…”, testigo M.G.A., fs. 170/171; “…al actor lo conoció en el año 2013 o 2014, que en esa época el testigo trabajaba con el hermano de A.V.,

    Marco…el testigo trabajaba con Marco en calle P. al 1229 más o menos,

    e iba al taller de A. a traer herramientas, y allí lo conoció al actor…

    cuando el testigo ingresó a trabajar en el año 2013, el actor ya se encontraba trabajando en el taller…el actor era engarzador, pulía,...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR