Detectan nuevos problemas con los chalecos antibalas que fabrican para la Policía Federal

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1594110-la-historia-comenzo-en-octubre-de-2012Al segundo, http://www.lanacion.com.ar/1594108-investigan-un-contrabando-de-chalecos-antibalasAl tercero, la Aduana decomisó los reemplazos que importó desde Brasil. Y, ahora, en su cuarto intento, no le fue mejor. http://www.lanacion.com.ar/causa-armas-t46861de Estados Unidos, vía Uruguay, pero cosechó malos resultados en 70 ensayos, según confirmaron a LA NACION tres fuentes al tanto de lo ocurrido durante las últimas semanas.El nuevo traspié del equipo que rodea al secretario de Seguridad, Sergio Berni, provocó ya otro golpe de timón. Se reducirán los estándares de calidad que se pretendían para los chalecos, que pasarán del nivel RB3, para uso militar y grupos especiales de las fuerzas de seguridad, al nivel RB2, el usual entre los policías.La decisión se adoptó el lunes 1° de este mes, durante una reunión celebrada en el ministerio a la luz de los pésimos resultados cosechados por los chalecos en las pruebas que completó, de manera sigilosa, la Escuela Técnica del Ejército Argentino durante varias semanas.Desde el Ministerio de Seguridad dieron su versión sobre los chalecos en danza ante la consulta de LA NACION: "En estos momentos hay 5000 efectivos menos en la calle porque no tienen sus chalecos antibalas y los que tenían están vencidos por problemas heredados de años con los proveedores. Todas las suspicacias no tienen sustento real. Sólo responden a internas de algunos sectores que intentaron hacer negocios con los chalecos y no les fue bien".Los problemas con los chalecos comenzaron años atrás, pero se extienden hasta hoy. Incluyó una fallida compra en Israel y otros 1900 chalecos que fabricó la Sastrería Militar, pero que no superaron los análisis del Ejército. Por eso, la Federal debió devolver los primeros 1500 que ya se habían entregado (ver aparte).El tropiezo resultó un dolor de cabeza para varias áreas del Gobierno, además del Ministerio de Seguridad. Entre ellas, los ministerios de Industria, Defensa y Desarrollo Social, que bajo control de Alicia Kirchner había aportado las cooperativas a cargo de confeccionar las fundas.Tras esos dos primeros intentos fallidos, el Gobierno lo intentó una vez más. Pero la tercera no fue la vencida, con una polémica importación de otros 1500 chalecos desde Brasil. Arribaron el 15 de marzo pasado con documentos que consignaban que era para la misión de paz de las Naciones Unidas (ONU) en Haití, por lo que la Aduana los decomisó y se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA