Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 22 de Diciembre de 2010, expediente 64714/2007

Fecha de Resolución22 de Diciembre de 2010

Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario CNCom, D, 64714/2007. C.M.T. C/ HITTEC MEDICAL

SA Y OTROS S/ ORDINARIO. JUZGADO 2 (4).

Buenos Aires, 22 de diciembre de 2010.

  1. Los codemandados G. y M.Á.F. apelaron en fs.

    450 y en fs. 454, respectivamente, la decisión de fs. 435/441, en cuanto no hizo lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por los mencionados.

    Los fundamentos que lucen en fs. 462/465 y en fs. 456/460 no fueron respondidos por la contraria.

  2. Conforme enseña la doctrina, el recurso de nulidad, como medio de impugnación, se encuentra condicionado por las características del sistema que lo regula; así, en nuestro ámbito, no ha sido instituido como medio autónomo de impugnación sino que se lo ha subsumido en el de apelación, en tanto el art. 253 del Código Procesal se pronuncia por su funcionamiento absorbente del de apelación (M., N.P., p. 213 y 215/216, 1999).

    En efecto, según el régimen establecido en la mencionada preceptiva, la admisibilidad del pedido de nulidad de un pronunciamiento se halla circunscripta a las impugnaciones dirigidas contra los vicios que pudieron afectarlo por haber sido dictado sin guardar las formas y solemnidades prescriptas por la ley, es decir, por vicios formales en la sentencia misma. En cambio, los defectos de fundamentación no constituyen vicios formales de la sentencia sino, en todo caso, errores in iudicando que, como tales, no son susceptibles de reparación mediante el recurso de nulidad, sino mediante el recurso de apelación (conf. Palacio, L. y A.V., A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, explicado y anotado jurisprudencial y bibliográficamente, t. 6, p. 197, Santa Fe, 1992).

    En el caso, si bien el Sr. M.Á.F. imputa como vicio procedimental que se trató como previa la excepción de falta de legitimación pasiva que dedujo como defensa de fondo (fs. 411/412 pto. IV), lo cierto es que el recurrente no controvierte lo valorado por el magistrado de grado, en cuanto a que los elementos obrantes en la causa permiten su tratamiento en esta etapa preliminar del procedimiento; máxime si se tiene en cuenta que –

    como el propio recurrente se encargó de mencionar– es deber de los magistrados examinar y pronunciarse en cualquier momento respecto de la existencia o inexistencia de legitimación.

    De allí que por las razones expuestas corresponda desestimar la solicitud de nulidad e ingresar seguidamente en el estudio sustantivo de ambas apelaciones.

    Mas sin dejar de precisar que aunque, en función de cómo había sido deducida, no se corrió traslado de la excepción, lo concreto es que la actora igualmente expuso su posición a ese respecto (fs. 429/432), y –además– que como los términos originarios de la presentación del codemandado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR