Cerca del tango y del rock

 
EXTRACTO GRATUITO

En una esquina de Colegiales hay un bar de barrio como cualquier otro, sólo que en una de sus mesas están los cuatro varones con los que charlaremos a continuación. En realidad son cinco: Antonio Birabent (cantante y actor), Acho Estol (La Chicana), Martín Elizalde (Falsos Profetas), Diego Baiardi (Cruz Maldonado) y Gustavo Kisinovski, director del sello Ultrapop, del bar Ultra y artífice del encuentro. Sin embargo, no dan los números. Sobre la mesa que hace un buen rato se acodan hay siete, ocho botellas de litro de cerveza, sin contar las que el mozo se llevó antes de que impacten contra el suelo.Camaradería Masculina es el nombre del ciclo que protagonizarán los miércoles del mes y con el cual pretenden intercambiar canciones, ideas, pareceres y constatar que, más allá de las individualidades, los une un universo musical que tiene más puntos en común que en desacuerdo. Como el mítico cuarteto del millón de dólares que corporizaron Johnny Cash, Elvis Presley, Jerry Lee Lewis y Carl Perkins, pero en pesos y al cambio actual."Fue una idea de Gustavo y nos resultó muy interesante, porque somos cuatro tipos muy parecidos y muy distintos", toma la palabra Birabent, que en 2013 lanzó un nuevo álbum solista, Lá piz y papel. "Tenemos cosas en común que tienen que ver con lo generacional -prosigue-. Si bien Martín (Elizalde) es un poco más joven y Acho es nuestro gurú por ser el más experimentado, los cuatro tenemos un mundo cancionístico que es pariente."Para Acho Estol, este cuarteto espontáneo que coincidirá en Ultra viene de "mundos que no son exactamente los mismos y que se ubican entre el rock, el pop, el tango, la música criolla y los coqueteos entre ellos. Representamos facetas distintas de esa misma concepción musical. Como cantautores tenemos un universo en común en el que nos reconocemos."Los cruces entre estos cuatro músicos -y, por cierto, grandes bebedores de cerveza- se vienen dando de forma natural desde hace años. Sólo Birabent y Baiardi no habían coincidido antes. Claro que la deuda la saldaron en los últimos días, probando repertorio y viendo qué canciones iban a cruzar, porque una de las ideas es que cada cantante interprete un par de temas de sus colegas. "Queremos llevar al vivo la intención del tablado flamenco -dice Birabent-, un espacio para la improvisación, de gran libertad. No vamos a tener un repertorio fijo, vamos a ir probando miércoles a miércoles."La hora del tangoEl cincuenta por ciento de La Chicana y director del documental...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA