Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 28 de Marzo de 2018, expediente CIV 106314/2009/CA001

Fecha de Resolución28 de Marzo de 2018
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B “C.F.R. Y OTROS c/ IMA INSTITUTO MEDICO AGUERO Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS - RESP. PROF. MEDICOS Y AUX.” (EXPTE. N° 106314/2009) – J. 104.-

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de marzo de dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “C.F.R. y otros c/ I.M.A. Instituto Medico Agüero y otros s/ daños y perjuicios - resp. prof.

médicos y aux.” (EXPTE. N° 106.314/2009) respecto de la sentencia de fs.

1066/1096 -y su aclaratoria de f. 1106- el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: PARRILLI - MIZRAHI - RAMOS FEIJOO.

A la cuestión planteada, el Dr. P. dijo:

  1. Los antecedentes del caso. La sentencia recurrida.

    F.R.C. y A.S.R., ambos por derecho propio y en representación de sus hijos menores de edad M.E.C. y R.X.C., demandaron a I.M.A. (Instituto Médico Agüero, de “M. y H.L.S.A.”); “Obra Social Conductores de Transporte Colectivo de Pasajeros”, y al médico M.Á.B., pretendiendo el resarcimiento de los daños y perjuicios que dijeron haber sufrido a causa del fallecimiento de su hija F.M.C., ocurrido el día 6 de abril de 2002 yque atribuyeron a la mala atención médica que aquélla recibiera del profesional arriba citado. Dijeron que el día 5 de abril de 2002, a las dos de la tarde, concurrieron a la guardia del “I.M.A” para la atención de sus hijas gemelas F.M. y R.X.C., ya que ambas presentaban un cuadro de vómitos, fiebre y diarrea. En esa oportunidad, las niñas fueron atendidas por la Dra. M.T., quien les diagnosticó proceso viral y les recetó un antitérmico, además de “Reliverán pediátrico”. Explicaron que, en el caso de F., quien por entonces contaba con nueve meses, se agravó en las últimas horas del mismo día, por lo que pasada la medianoche -en las primeras horas del 6 de abril- decidieron concurrir a la clínica de emergencias médicas “Medicina Privada Integral S.A.” (MEPRIM), donde la niña fue atendida por la Fecha de firma: 28/03/2018 Alta en sistema: 03/04/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #12029587#196808808#20180327153443234 Dra. M. delC.P. quien, según afirman, ratificó diagnóstico de proceso viral, gastroenteritis, y dispuso la práctica de determinados estudios clínicos (hemograma completo, análisis de orina en forma urgente y coprocultivo diferido). Como dicho centro médico no disponía de infraestructura para realizar aquéllos análisis, decidieron trasladarse inmediatamente al “IMA”. Allí, su hija fue atendida por el médico pediatra de guardia Dr. M.Á.B., quien ratificó el diagnóstico efectuado por las anteriores médicas y mantuvo la medicación. Sostuvieron que la niña, para ese momento, se encontraba demacrada, con vómitos, diarreas constantes y altas temperaturas y que, no obstante su insistencia para que se la dejara internada y se le realizaran las prácticas y análisis necesarios, el médico aquí demandado se negó argumentando que era normal que “mantuviera ese estado durante por lo menos diez días y que no se la volvieran a llevar hasta que fuera de cuerpo con hilitos de sangre, pues recién ahí había que alarmarse”. Aseveraron haber insistido en que la niña había estado internada con un cuadro parecido en diciembre, pero el médico replicó que no tenía nada que ver con el estado actual y les indicó que siguieran con lo que había prescripto la Dra. M.T.. Los actores retornaron a su domicilio y el 6 de abril, en horas de la tarde, la situación de la niña se agravó

    presentando “serias dificultades respiratorias y nulos síntomas de motricidad…

    grave descompensación” (f. 28), por lo que a las siete de la tarde decidieron llevarla a la “Clínica Privada Independencia” ubicada en la localidad de Munro, donde ingresó con paro cardiorrespiratorio. Destacaron que en el trayecto a dicha clínica se produjo un episodio de vómito con broncoaspiración de contenido gástrico, que produjo la asfixia y posterior fallecimiento de su hija. En punto a las causas que provocaron el fallecimiento, los actores explicaron que “durante el esfuerzo del vómito se produce un mecanismo de defensa reflejo, que consiste en lograr la expulsión del mismo y en evitar inspirar por unos segundos hasta tanto quede liberada la zona. Cuando el sensorio o el estado de conciencia se encuentra disminuidos, este reflejo se pierde y se produce la aspiración del material sólido expulsado que ingresa a las vías respiratorias obstruyéndolas y llevando al paciente a la asfixia”. Agregaron que “esa fue la causa inmediata de la muerte de F.M.. La causa mediata finca en que no se efectuó

    respecto de ella, ninguna de las maniobras y tratamientos que aconsejaba la correcta práctica”. Concluyeron que el médico demandado debió “confeccionar una historia clínica con información acerca de la duración y características de la fiebre y síntomas acompañantes como tos, vómitos y diarrea… considerar que Fecha de firma: 28/03/2018 Alta en sistema: 03/04/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #12029587#196808808#20180327153443234 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B cuanto más pequeño es el niño mayor el riesgo de deshidratación, agravado en el caso por vómitos diarrea y alta temperatura e incapacidad de rehidratación oral”; por lo que aquel omitió cumplir con los criterios establecidos para la atención del cuadro, que hubiera permitido detectar el real estado de la niña y tratarla oportunamente, evitando la deshidratación que presentó y fuera responsable de su fallecimiento (f. 29 últ. pfo.).

    A su turno, los demandados negaron la responsabilidad que se les atribuyera y, en el caso de M.Á.B.; “El Progreso Seguros S.A”-

    esta última citada como aseguradora por “M. y H.L. S.A” y “Clínica Independencia S.A” opusieron excepción de prescripción de la acción, los dos primeros respecto de la ejercida por todos los actores (ver f. 172 p. II y 237 vta p. III), mientras que la última lo hizo, exclusivamente, respecto a la acción ejercida por C. y R. en representación de sus hijos, y a la articulada por esta última (ver f.276 vta, p. III, apartado “a”).

    En su sentencia, el Sr. juez de la anterior instancia resolvió: 1) hacer lugar a la excepción de prescripción opuesta por los codemandados M.A.B.; “Clínica Privada Independencia S.A” y la aseguradora “El Progreso Seguros S.A” respecto de la acción iniciada por los actores en representación de sus hijos menores y desestimarlas respecto de aquella promovida por F.R.C. y A.S.R. por su propio derecho (ver f. 1080 y 1095 vta, p. I), en ambos casos con costas en el orden causado; 2) hacer lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por la citada en garantía “El Progreso Seguros Sociedad Anónima”, con costas a “M. y H.L. S.A”; 3) hacer lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por la citada en garantía “Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada” con costas a la “Clínica Privada Independencia S.A”; 4) hacer lugar a la demanda promovida por F.R.C. y A.S.R., por su propio derecho y condenó a “M. y H.L.S.A.”, “Obra Social Conductores de Transporte Colectivo de Pasajeros”, M.Á.B. y “Clínica Privada Independencia S.A”, a pagar el importe resultante de la liquidación a practicar intereses y costas del proceso.

    II.Los recursos Contra la referida sentencia interpusieron recursos de apelación: a) la parte actora a f. 1097, concedido libremente a f. 1106, pto. II; b) la Defensora de Menores a f. 1099, concedido libremente a f. 1100, pto II.; c) “Clínica Privada Independencia S.A.” a f. 1101, concedido libremente a f. 1106 vta., primer pfo.; Fecha de firma: 28/03/2018 Alta en sistema: 03/04/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #12029587#196808808#20180327153443234 d) “M. y H.L.S.A.” a f. 1102, concedido libremente a f. 1106 vta., segundo pfo.; e) “Obra Social de Conductores de Transporte Colectivo de Pasajeros” a f. 1103, concedido libremente a f. 1106 vta., tercer pfo., y; f) M.Á.B., a f. 1104, concedido libremente a f. 1106 vta.

    II.1. Los actores fundaron su recurso con el escrito de expresión de agravios agregado a fs. 1111/1117, cuyo traslado se contestó a fs. 1158/1160 (Obra Social Conductores de Transporte Colectivo de Pasajeros) y 1161/1163 (M. y H.L.S.A.); los agravios se centraron en la cuantía de las sumas reconocidas para resarcir la pérdida de chance y los daños moral y psicológico.

    II.2. La apoderada de la“Obra Social de Conductores de Transporte Colectivo de Pasajeros” expreso agravios a fs. 1119/1125, que se contestaron a fs.

    1196/1207. Sus quejas apuntaron a la responsabilidad que se atribuyera a su mandante. En ese sentido, resaltó que “en ningún momento los actores en el relato de la demanda presentada, hicieron referencia a la negligencia, imprudencia y/o falta del profesional interviniente, tanto como del nosocomio y tampoco efectuaron referencia alguna en cuanto a la Obra Social”. Agregó que “… en el hecho que se ventila en autos, no existe vinculación entre el accionar del médico y el resultado fatal, con lo cual no hay modo alguno de responsabilizar a las demandadas dentro del sistema de responsabilidad del C.Civil” y explicó que “el hecho generador del deceso se produjo en su casa o camino a la clínica desde donde bajo ninguna circunstancia los demandados (ninguno de ellos) pudieron ejercer un contralor directo sobre los acontecimientos, ni tuvieron la posibilidad de actuar diligentemente para evitar el daño (resultado muerte)” (f. 1120, últ. pfo.). Señaló, con referencia a la pericia médica, que “el experto deja evidenciado que de los controles efectuados a la niña M.F., no se desprende que haya...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR