Sentencia de Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala IV, 14 de Mayo de 2019, expediente CAF 016127/2009/CA003

Fecha de Resolución14 de Mayo de 2019
EmisorCamara Contencioso Administrativo Federal- Sala IV

Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA IV Causa CAF 16127/2009/CA3 CENTURION MARIN ELENA Y OTRO c/

EN-M§ JUSTICIA-PFA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS En Buenos Aires, a 14 de mayo de 2019, se reunieron en acuerdo los señores jueces de la S.I.V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, a efectos de resolver los recursos interpuestos en los autos “C.M.E. y otro c/ EN – Mº Justicia –

PFA y otros s/ daños y perjuicios”, contra la sentencia de fs. 643/652 vta. El Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

El señor juez de Cámara R.W.V. dijo:

  1. ) Que el señor juez de primera instancia –en lo que aquí

    importa y es materia de agravios– hizo lugar a la demanda de U.G.B. y E.C.M. contra el Estado Nacional (Ministerio del Interior-Policía Federal Argentina), el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Nueva Zarelux SA–en su carácter de tercero citado– tendiente a obtener la reparación de los daños y perjuicios sufridos como consecuencia del incendio ocurrido en el local “República Cromañón”, el 30 de diciembre de 2004, en ocasión de la asistencia del primero de los nombrados al recital de la banda “Callejeros”.

    En consecuencia, ordenó que se abonara $ 210.800 al señor B. y $ 45.000 a la señora C.M., con más los intereses a la tasa pasiva promedio que publica el Banco Central de la República Argentina (“BCRA”) desde la fecha que se produjo el hecho ilícito, a excepción de los gastos de tratamiento psicológico que debían correr a partir de la sentencia.

    Impuso las costas a las demandadas y al tercero citado de manera solidaria.

    Para así decidir, entendió que tanto el Estado Nacional como el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires resultaban responsables dado que sus agentes no hicieron cumplir las imposiciones legales, ni observaron las obligaciones que le cabían como funcionarios, con apoyo en las sentencias penales que condenan al efectivo de la Policía Federal Argentina y a los agentes locales (fs. 645/648 vta.).

    También endilgó responsabilidad a Nueva Zarelux SA –

    tercero citado–, al concluir que la sociedad no podía alegar el desconocimiento de las irregularidades que existían en el caso.

    En tales condiciones, concluyó que el pago de las indemnizaciones quedaba a cargo del Estado Nacional, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de Nueva Zarelux SA en forma solidaria.

    Fecha de firma: 14/05/2019 Alta en sistema: 15/05/2019 Firmado por: M.D.D., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.E.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.W.V., JUEZ DE CAMARA #11087168#233926791#20190513111620834 Respecto de la procedencia de los rubros indemnizatorios, hizo lugar a la pretensión relativa al daño físico, al apuntar que de la pericia producida en autos se había determinado que el señor B. presentaba una leve lesión obstructiva, por lo que reconoció la suma de $50.000 (fs. 649/vta.).

    También, examinó la procedencia de la indemnización por daño psicológico por $40.000 a U.B. y $ 25.000 a E.M.C. y la suma de $20.800 y 16.000, respectivamente, para hacer frente al tratamiento propuesto por la experta interviniente en autos (fs. 649 vta./650).

    Por otro lado, otorgó a la co-actora $ 4.000 en concepto de gastos médicos, farmacia y de movilidad al considerar que como el co-actor era menor de edad los gastos de traslado los afrontó su madre (fs. 650 vta.).

    Finalmente, reconoció la procedencia de indemnización por daño moral respecto del señor B. concediendo $ 100.000, pero la rechazó respecto de la señora C.M. al considerar que no tienen legitimación para reclamarlo (fs. 651/652).

  2. ) Que, contra tal pronunciamiento, los actores, Nueva Zarelux SA, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Estado Nacional dedujeron recursos (fs. 653, 655, 657 y 659, respectivamente), que fueron concedidos libremente a fs. 654, 656, 658 y 660.

    Puestos los autos en la oficina, Nueva Zarelux SA expresó

    sus agravios a fs. 666/668 vta., que no fueron contestados por las restantes recurrentes.

    Los actores hicieron lo propio a fs. 669/vta., que no fueron contestados por los demandados.

    El Estado Nacional expresó agravios a fs. 671/683 vta., que fueron contestados por los actores a fs. 696/698 y por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a fs. 700/703.

    El memorial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires obra a fs. 685/690 y fue contestado sólo por los actores a fs. 692/695 vta.

  3. ) Que Nueva Zarelux SA en sus agravios indica que no posee responsabilidad alguna por concurrir todos y cada uno de los eximentes que la ley plantea. En efecto, señala que no poseía la explotación del inmueble que se hallaba en manos de un tercero ajeno cuya conducta no podía prever, ni debía custodiar.

    Por otro lado, destaca que en la sentencia se introdujeron cuestiones ajenas –que no fueron ciertas ni probadas– por la que pretende Fecha de firma: 14/05/2019 Alta en sistema: 15/05/2019 Firmado por: M.D.D., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.E.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.W.V., JUEZ DE CAMARA #11087168#233926791#20190513111620834 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA IV Causa CAF 16127/2009/CA3 CENTURION MARIN ELENA Y OTRO c/

    EN-M§ JUSTICIA-PFA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS confundir a la persona jurídica con las personas físicas que la integran, adjudicándole una responsabilidad que no posee.

  4. ) Que los demandantes sólo cuestionan las sumas reconocidas respecto al daño físico del señor B. al sostener que, pese a que registra una incapacidad del 17%, se omitió incluir en el reconocimiento los emolumentos necesarios para afrontar el tratamiento propuesto por el especialista, que conlleva la práctica de kinesiología con controles del especialista en neumonología y estudios de laboratorio.

  5. ) Que el Estado Nacional se agravia por entender que:

    1. Responsabilidad: arguye que no debe responder por la conducta ilícita llevada a cabo por su funcionario, en tanto implicó una extralimitación de las competencias atribuidas, por lo que fue ejercida exclusivamente en su beneficio personal y era extraña a la función que desempeñaba.

      Sobre esa base, sostiene que no existió falta de servicio.

    2. Distribución de la responsabilidad: afirma que la condena en forma solidaria lo produce perjuicios y que el cualquier caso omitió

      determinar el grado de responsabilidad que le cabe a cada demandado.

      Destaca que el grupo de músicos así como los organizadores tuvieron mayor incidencia en la producción del hecho. Situación que se extiende a las omisiones incurridas por los funcionarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, por tanto, a los alcances de la condena.

      Concluye que se omitió resolver respecto la responsabilidad de los terceros citados en los términos del art. 94 y de cada condenado del proceso penal.

    3. Daño y tratamiento psicológico: manifiesta que la indemnización carece de sustento y que la evaluación no se condice con los elementos probatorios incorporados a la causa.

    4. Daño moral: reitera el argumento relativo a la falta de pruebas que habilitan su procedencia.

    5. Gastos médicos, farmacia y movilidad: indica que si bien resulta prescindible su acreditación se debió reseñar mínimamente el tiempo insumido en los tratamientos a los que se sometió y los fármacos que debió

      consumir y que debieron ser abonados con su peculio.

      Fecha de firma: 14/05/2019 Alta en sistema: 15/05/2019 Firmado por: M.D.D., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.E.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.W.V., JUEZ DE CAMARA #11087168#233926791#20190513111620834 6º) Que, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires formula las siguientes críticas:

    6. Daño físico: considera que no correspondía la procedencia del rubro al destacar que no se hicieron estudios complementarios y que la secuela diagnosticada no se corresponde con los valores de incapacidad otorgados.

    7. Daño y tratamiento psicológico: subraya que no se ha demostrado un daño irreversible y concreto a sus facultades psíquicas, sino que en el dictamen pericial se evidencia que se encuentran conservadas.

    8. Gastos médicos: impugna su procedencia con fundamento en la ausencia de pruebas.

    9. Daño moral: cuestiona el reconocimiento del rubro y su cuantía.

    10. Intereses: pide que la tasa reconocida sea aplicada desde el dictado de la sentencia y no desde el momento del hecho.

    11. Responsabilidad: en primer lugar, solicita que se establezca que se tratan de obligaciones concurrentes y no solidarias y que se fije su distribución conforme a su incidencia causal. Sentado ello, destaca que la obligación del Estado Nacional residía en la comisión de un delito y en incumplimiento a la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción y la Convención Interamericana contra la Corrupción.

  6. ) Que, preliminarmente, corresponde poner de resalto que la tragedia ocurrida el 30 de diciembre de 2004 en “República Cromañón”

    comportó un hecho de gran impacto social y con consecuencias sumamente dañosas que reclaman una respuesta adecuada por parte de los jueces, quienes no deben prescindir, en el cumplimiento de la misión que les incumbe, de la preocupación por realizar la Justicia (Fallos: 259:27; 272:139; 293:401; 295:316).

    En este sentido y teniendo en cuenta la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba