Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala A, 27 de Marzo de 2019, expediente COM 009498/2015

Fecha de Resolución27 de Marzo de 2019
EmisorCamara Comercial - Sala A

Poder Judicial de la Nación CENTRO MEDICO NEUROPSIQUIATRICO PRIVADO S.A. C/ SWISS

MEDICAL ART S.A. S/ ORDINARIO. E.. N° 9498/2015.

En Buenos Aires, a los 27 días del mes de marzo de dos mil diecinueve, se reúnen los Señores Jueces de Cámara en la S. de Acuerdos, con asistencia de la Sra. Secretaria de Cámara, para entender en los autos caratulados “CENTRO MEDICO

NEUROPSIQUIATRICO PRIVADO S.A. C/ SWISS MEDICAL ART S.A. S/

ORDINARIO” (Registro de Cámara n° 9498/2015), originarios del Juzgado del Fuero Nro. 19, S.N.. 37, en los cuales, como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo establecido en el art. 268 C.P.C.C.N., resultó que debían votar en primer lugar la Vocalía N° 1, luego la N° 2 y seguidamente la N° 3. Dado que, por renuncia de la D.I.M., la Vocalía N° 1 se halla actualmente vacante, la causa pasó

para emitir primer voto al D.A.A.K.F. y luego, en segundo término, a la D.M.E.U., razón por la cual solo estos dos últimos Magistrados intervienen en el presente Acuerdo (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional).

En estas condiciones, estudiados los autos, se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta el Señor Juez de Cámara Doctor A.A.K.F. dijo:

  1. LOS HECHOS DEL CASO.

    1) “Centro Médico Neuropsiquiátrico Privado S.A.” promovió demanda contra “Swiss Medical Art S.A.” (sociedad absorbente de “SMG ART. S.A.”) por cobro de la suma de pesos doscientos veintidós mil doscientos veinte con 65/100 ($

    222.220,65) -o lo que en más o en menos resultase de la prueba a producirse en autos-,

    ello en concepto de reintegro de prestaciones brindadas por su parte que se hallaban a cargo de la accionanda, con más sus respectivos intereses y costas.

    En sustento de esa pretensión, explicó que -en el marco de la ley N°

    24.557 de Riesgos del Trabajo- la antecesora de la aquí demandada -“SMG

    Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A.”- y su parte celebraron, con fecha 24.05.2013,

    Fecha de firma: 27/03/2019

    Alta en sistema: 08/05/2019

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

    Poder Judicial de la Nación el contrato de afiliación N° 118704, en virtud del cual era obligación de la aseguradora abonar las prestaciones por incapacidad laboral temporaria (ILT) de su personal en la forma dispuesta en el art. 13 de la citada norma, que establecía que en casos de incapacidad laboral temporaria la prestación dineraria correspondiente a los primeros diez (10) días se encontraba a cargo del empleador y las siguientes estaban a cargo de la ART.

    Aseveró que el pago de la prestación debía efectuarse en el plazo y en la forma establecida en la ley N° 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias para el pago de las remuneraciones a los trabajadores, agregando que durante el período de incapacidad el trabajador no devengaba remuneraciones de su empleador.

    Resaltó que conforme a la cláusula adicional 9° del contrato era el empleador quien pagaba por cuenta y orden de la aseguradora sueldos, aportes y contribuciones y, en su caso, las asignaciones familiares al trabajador incapacitado.

    Señaló que a partir del mes de julio de 2013 la ART dejó de pagar varios de los reintegros reclamados, por lo que su parte la intimó con fecha 28.07.2014

    al pago total de las prestaciones adeudadas hasta el mes de mayo de ese año;

    requerimiento -éste- que no mereció respuesta de aquélla.

    Indicó que el día 16.09.2014 reiteró la intimación adicionando los importes adeudados por los meses de junio y julio de ese año; intimación -ésta- que tampoco fue contestada por la contraria.

    Puntualizó que la aseguradora no abonó los reintegros correspondientes a las prestaciones abonadas entre los meses de julio de 2013 y julio de 2014, respecto de cada uno de los empleados que individualizó.

    Expresó que, frente a la actitud adoptada por la demandada su parte, en uso de las facultades contempladas en la cláusula 6°, rescindió el contrato con fecha 30.06.2014.

    Destacó -por último- que como la ART persistió en sus incumplimientos su parte inició el trámite de mediación obligatoria -ley 26.589- y que,

    habiendo fracasado ésta, se vio obligada a promover la presente acción.

    2) Corrido el pertinente traslado de ley, compareció al juicio la demandada “Swiss Medical ART S.A.”, quien contestó la acción a fs. 763/766,

    oponiéndose al progreso de la pretensión, planteando defensa de pago y solicitando el rechazo de aquélla, con costas a cargo de la reclamante.

    Fecha de firma: 27/03/2019

    Alta en sistema: 08/05/2019

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

    Poder Judicial de la Nación Fundó dicha defensa en que realizó el pago total en tiempo y forma de los siniestros y/o prestaciones correspondientes a los períodos por los cuales reclamaba la actora.

    Seguidamente, efectuó una negativa general y pormenorizada de los hechos que no hubiesen sido objeto de expreso reconocimiento en el responde, negando,

    en particular, que la accionante hubiese celebrado con su parte un contrato de seguro de riesgos de trabajo bajo el N° 118704. Desconoció asimismo que, en el marco de la invocada contratación, se hubiesen encontrado comprendidos los dependientes que individualizó la actora. Negó que su parte no hubiese cumplido con las obligaciones a su cargo y/o que adeudase prestación alguna por los pagos de ILT y de cargas sociales,

    efectuados por la contraria. Descartó, en definitiva, que su parte adeudase los reintegros de ILT, como así también la suma reclamada y los intereses pretendidos. Desconoció,

    por último, la documentación acompañada con la demanda, en particular, el intercambio telegráfico.

    Impugnó, finalmente, la liquidación practicada por la reclamante.

    Sobre esa base, requirió que se hiciera lugar a la defensa de pago planteada y se procediera al íntegro rechazo de la pretensión, con expresa imposición de costas a la contraria.

    3) A su vez, sustanciado el proceso y producida la prueba de que da cuenta la certificación actuarial de 872/874, se pusieron los autos para alegar, habiendo hecho uso de tal derecho tanto la parte actora como la demandada, conforme piezas que lucen agregadas a fs. 880/884 y fs. 886/889, respectivamente, dictándose -finalmente-

    sentencia definitiva en fs. 894/916.

  2. LA SENTENCIA APELADA.

    En el fallo apelado -dictado, como se dijo, a fs. 894/916-, el Señor Juez de grado decidió hacer lugar parcialmente a la demanda entablada por “Centro Médico Neuropsiquiátrico Privado S.A.” contra “Swiss Medical Art. S.A.”, a quien condenó a abonar a la primera, en el plazo de diez (10) días, la suma de ciento setenta y ocho mil novecientos veinte con 79/100 ($ 178.920,79), con más sus respectivos intereses y costas.

    Para así decidir, el Magistrado a quo consideró, en primer lugar, que la actora demandó a la accionada por cobro de la suma de $ 222.220,65, generada por incumplimiento del contrato de seguro de riesgos del trabajo; pretensión que fue resistida por la accionada con sustento en: (1) que no se había celebrado el contrato Fecha de firma: 27/03/2019

    Alta en sistema: 08/05/2019

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

    Poder Judicial de la Nación denunciado como antecedente de la pretensión; (2) que aún cuando se tuviera por celebrado el contrato el a quo no habría valorado que la accionante no probó el pago de todos y cada uno de los importes que adujo haber abonado, por lo que mal podría proceder a su repetición; (3) que el anterior sentenciante no advirtió que quien realizó las supuestas denuncias de los siniestros fue una persona completamente ajena al pleito (“Sanatorio San Gabriel”) y, (4) que eventualmente no se hubiesen tenido en cuenta y se hubiesen descontado los pagos efectivamente realizados por su parte a la actora en el marco de la mencionada operatoria.

    Al analizar la postura defensiva precedentemente descripta, el anterior sentenciante comenzó por advertir que, más allá de la negativa de la accionada respecto de la formalización del contrato con la reclamante, toda vez que aquélla adujo como parte de su estrategia argumental haber abonado las sumas que se le reclamaban, no cabía sino considerar indiscutible la celebración entre las partes de un contrato de seguro que cubría riesgos del trabajo, puesto que ambas posturas eran excluyentes una de la otra.

    Destacó por otra parte que, partiendo de esa base, la demandada también se defendió luego de haber alegado que “procedió a realizar el total pago en tiempo y forma de los siniestros y/o períodos por los cuales reclama la actora” y que “dichos pagos surgirían de la pericial contable” (fs. 763, pto. III), desconoció, por otra parte, la autenticidad de la documental adunada en la demanda en fotocopias y que éstas “hayan sido presentadas en tiempo y forma ante [ella] a fin de realizar algún tipo de trámite”

    (fs. 765, pto. VI, seg. párr.).

    Señaló el a quo que estas dos (2) posiciones también resultaban contradictorias y la primera era excluyente de la restante; pues si pudo “realizar el total pago en tiempo y forma [de] los siniestros/o períodos por los cuales reclama la actora”,

    esto fue porque la asegurada presentó en tiempo y forma la documentación necesaria para realizar los trámites pertinentes. Indicó que la doctrina de los propios actos impedía sostener la segunda aseveración, ya que ésta significaría que la parte volviese sobre sus pasos, lo que no era admisible. Añadió que nadie podía contrariar sus propios actos, ya que lo contrario importaría restar trascendencia a conductas jurídicamente relevantes y plenamente eficaces.

    Enfatizó el juzgador, al margen de ello, que si bien lo expuesto era suficiente para desestimar la defensa, cabía tener presente que la accionada en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR