Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 23 de Mayo de 2019, expediente COM 020030/2018/CA001

Fecha de Resolución23 de Mayo de 2019
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA D

20030/2018/CA1 CENTRO GALLEGO DE BUENOS AIRES

MUTUALIDAD CULTURA ACCION SOCIAL S/ ACUERDO

PREVENTIVO EXTRAJUDICIAL.

Buenos Aires, 23 de mayo de 2019.

  1. Vienen las actuaciones por la apelación subsidiaria deducida en fs.

    433/438 contra la decisión de fs. 392, mantenida en fs. 459/466, en cuanto –en el entendimiento de que el interventor no cuenta con facultades suficientes a tales efectos– rechazó la solicitud de Acuerdo Preventivo Extrajudicial.

    Los fundamentos fueron explicitados en aquella presentación.

  2. La cuestión traída a conocimiento de esta instancia debe partir de reseñar que, a solicitud del INAES y en una causa antecedente en trámite por ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil n° 54, se dispuso en el año 2012 la intervención con desplazamiento de las autoridades estatutarias del Centro Gallego de Buenos Aires, Mutualidad, Cultura y Acción Social; la designación de un veedor por parte de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, y que la intervención se fue prorrogando durante los años subsiguientes (expte. n° CIV 57583/2012).

    Además, que denunciando la delicada situación económica y financiera que estaría atravesando la mutual, se presentó un apoderado (designado por el interventor en nombre y representación del Centro Gallego de Buenos Aires)

    solicitando el Acuerdo Preventivo Extrajudicial de la entidad (fs. 4/7 y 14/15),

    Fecha de firma: 23/05/2019

    Alta en sistema: 24/05/2019

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA

    empero –en el entendimiento de que el interventor no contaba con facultades suficientes a tales efectos– la petición terminó siendo rechazada (fs. 392).

    Pues bien, se anticipa que, más allá del esfuerzo argumental del recurrente, esos antecedentes y el complejo cuadro en que se inscribe la petición, conducen a mantener la solución brindada en la instancia de grado.

    Ello así en tanto no puede sino compartirse con el juez de grado que, en el particular escenario que exhibe la causa, mal puede predicarse mecánicamente que el interventor tenga atribuciones suficientes para efectuar la solicitud en examen, habida cuenta que no puede perderse de vista que su designación ha sido a instancias de una resolución administrativa del INAES

    con tal finalidad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba