El Central debió usar US$ 150 millones para normalizar los pagos

 
EXTRACTO GRATUITO

La particular situación de la plaza cambiaria local volvió a dejar a la vista que el Banco Central (BCRA) está en condiciones de ganar más reservas contables en los próximos meses, pero también luce condenado a ir resignando liquidez, mientras aguarda ansioso los ingresos de la cosecha de soja próxima a levantarse.

La conclusión surge de observar que, en la semana posterior a la veda de pagos (que rigió del 4 al 6 del corriente), debió sacrificar US$ 150 millones de las reservas para atender los pedidos de compra de dólares de empresas destinados a cumplir con pagos al exterior, según los números que dejó transcender esta semana.

En ese mismo lapso su tenencia "contable" de reservas se recuperó en US$ 45 millones al pasar de 31.277 millones a los 31.322 millones declarados ayer, sobre la base de datos preliminares.

Las reservas del BCRA, que desde hace algunos años ya no tienen el ingreso de dólares genuinos como principal sostén, fueron apuntaladas con una serie de anabólicos (como el swap suscripto con el Banco de China) en la última parte de 2014.

Pero en las últimas semanas comenzaron a recibir regularmente además otra clase de refuerzos, al facilitar las condiciones del mercado internacional los planes de empresas y provincias para acceder a nuevo financiamiento. Básicamente, al ingreso de divisas asociado a las colocaciones de deuda ya realizadas por YPF (US$ 500 millones) y por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires (otros US$ 500 millones), o los planes que tiene para intentar lo propio en los próximos días la provincia de Buenos Aires.

"Se trata de recursos que ayudan a sobrellevar la escasez de divisas hasta tanto comience el período de mayor liquidación de dólares en el mes de abril. Pero no modifican el cuadro de escasez, ya que son recursos a ser usados o afectados a otros pagos", advirtió ayer un operador.

La escasez sigue

La referencia alude a que, a juicio de los analistas y operadores de mercado, nada modificó el cuadro de restricción, lo que explica "el mayor celo en el control del acceso de los importadores al mercado de cambios" que mostró la semana pasada el Gobierno.

"El reciente fortalecimiento del cepo tras el bloqueo a los pagos de importadores deja entrever que el incremento de las reservas es un efecto contable, antes que una realidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA