Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 17 de Octubre de 2019, expediente COM 022524/2002

Fecha de Resolución17 de Octubre de 2019
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA D En Buenos Aires, a 17 de octubre de 2019, se reúnen los Señores Jueces de la S. D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “CEJAS, MARTA GRACIELA C/ AGCO ARGENTINA S.A. Y OTRO S/ ORDINARIO”, registro n° 22.524/2002, procedente del JUZGADO N° 18 del fuero (SECRETARIA N° 36), en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden, D.: H., V., G.. El doctor G.G.V. no interviene por hallarse en uso de licencia (RJN, 109).

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, doctor H. dijo:

  1. ) La sentencia de primera instancia admitió la demanda promovida por la señora M.G.C. y, en consecuencia, condenó a G.M.S. a pagarle $ 266.214 más intereses y costas. En cambio, rechazó

    la demanda que presentara contra AGCO Argentina S.A., también con costas a la citada codemandada vencida.

    En cuanto aquí interesa, el referido fallo consideró en sustancial síntesis lo siguiente:

    I.Q.G.M.S. es concesionaria oficial de AGCO Argentina S.A. para la venta de maquinaria agrícola de importación; II.

    Que la actora adquirió una cosechadora marca AGCO ALLIS que le entregó

    G.M.S. a cambio de otra cosechadora marca G. y un saldo dinerario pagable en cuotas;

    1. Que la operación calificaba como una permuta;

      IV.Q. no habiendo sido entregada la cosechadora a título de préstamo, fue inadmisible que unilateralmente G.M.S.

      Fecha de firma: 17/10/2019 Alta en sistema: 18/10/2019 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA #22388333#246012607#20191017125746031 desapoderase a la actora de la cosechadora que recibiera, máxime cuando esta última había cumplido con un alto porcentaje de la contraprestación a su cargo;

      V.Q. frente a la ulterior venta a un tercero de la cosechadora de referencia, se imponía tener por resuelto el contrato de permuta, debiendo por ello G.M. S.A. restituir a la actora exclusivamente el valor correspondiente a la cosechadora G. oportunamente dada en cambio ($

      182.500), sin consideración del saldo pagadero en cuotas ya que no había sido cancelado;

    2. Que, asimismo, G.M.S. debía indemnizar a la actora por pérdida de chance correspondiente a la “cosecha gruesa” de la campaña 2000/2001 ($53.714) y por daño moral ($ 30.000);

    3. Que no se acreditaron defectos ocultos o vicios redhibitorios en la cosechadora marca AGCO ALLIS anteriores a la adquisición por los que debiera responder AGCO Argentina S.A., como tampoco desperfectos posteriores por los que deban responder las codemandadas; y

    4. Que en función de esto último AGCO Argentina S.A. debía ser absuelta de la demanda (fs. 1554/1575 y ampliación de fs. 1583/1584).

  2. ) Contra la reseñada decisión apeló la actora (fs. 1578) y G.M.S. (fs. 1580).

    La demandante expresó sus agravios en el escrito de fs. 1623/1630, cuyo traslado de ley fue contestado exclusivamente por AGCO Argentina S.A.

    (fs. 1635/1638).

    El recurso de G.M.S. fue declarado desierto a fs. 1634, punto 3.

    Existen, además, apelaciones por los honorarios regulados, las que serán examinadas por la S. al finalizar el acuerdo (fs. 1576, 1578, 1585, 1588, 1590, 1592, 1594/1595 y 1604).

    La Fiscal ante la Cámara declinó dictaminar (fs. 1640).

  3. ) Aunque al pasar, la sentencia apelada señaló que no era aplicable al sub lite lo dispuesto por el Código C.il y Comercial de la Nación (fs. 1568 vta.).

    Se trató de una afirmación que es menester ratificar como aspecto preliminar de este voto.

    Fecha de firma: 17/10/2019 Alta en sistema: 18/10/2019 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA #22388333#246012607#20191017125746031 Es que la resolución contractual demandada (fs. 81) y declarada en la instancia anterior (fs. 1566), así como sus consecuencias, no está regida por el cuerpo legal aprobado por la ley 26.994, sino por el derecho privado anterior habida cuenta el momento en que se produjeron los hechos enjuiciados en autos y la fecha de celebración del negocio a la cual se remontan los efectos extintivos retroactivos de la resolución misma (conf. L., R., Tratado de los Contratos – Parte General, Santa Fe, p. 565); solución jurídica que no admite discusión pues la extinción del contrato cumplida íntegramente antes de la vigencia de la nueva ley (esto es, que no esté en curso de ejecución), no puede quedar regida por dicha ley, pues no puede ella atacar situaciones anteriormente extinguidas (conf. R., P. Le droit transitoire – Conflits des lois dans le temps, É.D., Paris, 2008, p.185, nº 40).

    Por lo demás, la inaplicabilidad de la ley nueva también aparece a la hora de juzgar el incumplimiento del contrato y sus consecuencias. Es que el incumplimiento de la relación jurídica obligatoria nacida del contrato no es un efecto o consecuencia de esa relación, sino que es un “hecho modificatorio” y, como tal, se debe regir por la ley vigente en el momento en que el hecho se produce (conf. M. de Espanés, L., Irretroactividad de la ley, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, 1976, p. 44: H., P., El derecho transitorio en materia contractual, RCCyC, año 1, nº 1, julio 2015, p. 12, cap.

    VII).

    Naturalmente, los presupuestos esenciales de la responsabilidad civil contractual que el caso pudiera presentar, tampoco se regirían por la ley nueva (conf. G., J., La responsabilidad civil y el derecho transitorio, LL del 16/11/2015, cap. III, 2, a y b; esta S. D, 1/3/2016, “Sola, A.V. c/

    Diageo Argentina S.A. s/ ordinario”; íd. 2/7/2019, “M., M.G.A.c.M., M.R. s/ ordinario”).

    Con lo que va dicho, en suma, que tal como lo hizo la sentencia recurrida, el análisis de las cuestiones pendientes según los alcances del recurso articulado por la actora será efectuado por este voto a la luz del derecho privado en vigor al tiempo de la resolución contractual, sin perjuicio de la eventual cita de preceptos del Código C.il y Comercial de la Nación en cuanto reprodujesen idénticas respuestas de derecho.

    Fecha de firma: 17/10/2019 Alta en sistema: 18/10/2019 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA #22388333#246012607#20191017125746031 4°) Cuestiona la actora -dando ello lugar a su primer agravio- que la demanda hubiese sido rechazada respecto de AGCO Argentina S.A. Al respecto, postula haber adquirido la cosechadora como consumidora tutelada por la ley 24.240 en tanto dicha máquina era su medio de vida y, por tanto, tenía como destino el beneficio de su grupo familiar. Afirma que se vinculó

    con G.M.S. por ser concesionaria oficial de AGCO Argentina S.A. y confiada en la responsabilidad de la cadena de distribución organizada por esta última así como en su marca. Entiende que, en ese esquema de cosas, AGCO Argentina S.A. debe ser condenada pues, como concedente, no podía ignorar los reclamos que por el funcionamiento de la cosechadora hizo oportunamente a G.M.S., como tampoco el desapoderamiento indebido perpetrado por esta última seguido del intento de mostrar lo acontecido como el resultado de un presunto arrepentimiento...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR