No cede la agitación social en Francia

 
EXTRACTO GRATUITO

PARIS.– Por quinta vez en un mes y medio, los franceses salieron ayer masivamente a las calles para rechazar la reforma de la jubilación que impulsa el gobierno de Nicolas Sarkozy, que pretende aumentar la edad mínima de jubilación y retrasar la edad en que se cobra la jubilación completa.Aunque la movilización fue menos numerosa que la del martes pasado, el clima de agitación continuará por la convocatoria a una nueva manifestación y la amenaza latente de escasez de combustibles, que afectaba especialmente a los aeropuertos.Ante la inminencia de la votación del proyecto de ley en el Senado el próximo miércoles, los trabajadores ferroviarios y los transportistas podrían reforzar el cese de actividades entre hoy y mañana, antes de la nueva jornada de huelga y manifestaciones convocada para pasado mañana.Ayer se congregaron unas 825.000 personas, según la policía, y tres millones, según los sindicatos, para participar de las 230 manifestaciones convocadas en toda Francia. Las cifras de unos y otros están por debajo de la convocatoria registrada el martes pasado. Ese día, según los sindicatos, se movilizaron 3,5 millones de personas, mientras que para el gobierno fueron 1,2 millones.Las protestas tuvieron como escenario Toulouse, Rennes, Bastia Marsella, Burdeos, Montpellier, Lille, Estrasburgo y París. En la capital, algunos chubascos y la temperatura otoñal no desalentaron a las decenas de miles de personas (310.000, según los sindicatos, y 50.000, según la policía), que participaron del acto.La escasez de combustible fue motivo de preocupación desde anteayer, después de que los sindicatos anunciaron que las 12 refinerías del país estaban en huelga, mientras muchos depósitos eran bloqueados por los manifestantes. Un día después, 10 de ellas se mantenían en huelga.Por momentos, se temió también que el principal...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA