Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 20 de Diciembre de 2010, expediente 88.724/96

Fecha de Resolución20 de Diciembre de 2010

"CEBULA DE VIZZOCCO, M.L. Y OTROS C/ FLORES

FLORES HORACIO SAMUEL Y OTRO S/ ORDINARIO"

Expediente Nº 88724.96

Juzgado N° 20 Secretaría Nº 39

Buenos Aires, 20 de diciembre de 2009.

Y VISTOS:

  1. Viene apelada por la co-demandada la resolución de fs.

    1010/4, en cuanto desestimó su liquidación por considerar que la condena a abonar los daños y perjuicios por la tenencia de ciertas acciones -que los demandados habían sido condenados a restituir en un litigio anterior -con sentencia firme- era solidaria entre ella y su esposo, aunque la apelante sólo hubiere resultado adquirente y condenada por el 20% de aquél paquete accionario.

    La recurrente sostiene que si bien la sentencia de Cámara la condenó junto con su marido, no lo hizo en forma solidaria por el 100%

    de los daños, sino mancomunadamente por el 80% a su marido, y sólo por el 20% restante a ella, en correlación con la porción de la cual resultó

    adquirente y debía restituir.

  2. Comparte el tribunal el planteo de la quejosa.

    En primer lugar, cuadra señalar que -contrariamente a lo sostenido en la resolución apelada- la sentencia dictada por este tribunal a fs. 953/63, nada dijo sobre una obligación solidaria al pago de los daños y perjuicios por parte de ambos codemandados, pese a existir un planteo en tal sentido. Es más: una declaración en esa dirección habría implicado apartarse del principio de congruencia que rige en la materia, pues en la demanda tampoco fue requerida una condena de esa naturaleza (v. fs.;

    1/6; cfr, art. 163:6, C.P.C.C.).

    Por ende, no puede interpretarse que la obligación de resarcir los daños contenga esa nota particular -vgr. solidaridad- pues es sabido que aquélla no se presume y debe estar específicamente consignada (cfr.

    art. 701, Código Civil).

  3. Aún obviando esas circunstancias de orden formal,

    cuadra hacer notar que desde una óptica sustancial, los jueces no están habilitados para crear una solidaridad al margen de la ley. Bien se ha dicho que la sentencia judicial es, por principio, declarativa y no constitutiva de derechos, limitándose a verificar una situación que viene regida por el ordenamiento jurídico. De ahí que no pueda concebirse una solidaridad de origen judicial, es decir, una obligación plural transmutada en solidaria por virtud de una sentencia (v. esta S. en "Presta Jorge c/

    Turismo Rio de la Plata SA s/ Daños y Perjuicios" del 21 de octubre de 2010; L., J.J. -P.S., F., "Código Civil"

    -anotado-, Bs. As., 2004, tº ii-a, pág. 147, parag. 5; B., G.,

    ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR