A la caza de votos en el conurbano,Macri encabezó tres actos en un día

 
EXTRACTO GRATUITO

En campaña a pleno, el presidente encabezó ayer en una mañana tres actos: Lanús, Quilmes y Lomas de Zamora. En el conurbano bonaerense profundo, buscó sumar votos en territorios con historia peronista para las elecciones del 22 de octubre próximo. Con la excusa de inauguraciones oficiales, desplegó su mejor discurso proselitista.

"Este es el momento del cambio para siempre", exclamó en Villa Fiorito, Lomas de Zamora, al inaugurar la planta de tratamiento de líquidos cloacales de AySA para 270 mil habitantes del distrito. "Muchas como estas obras se van a hacer realidad", prometió.

La obra comenzó en el mandato de , pero Macri la celebró como propia. Tenía a su lado a la gobernadora bonaerense, , y al primer candidato a senador del distrito, Esteban Bullrich. Campaña pura.

También sirvió para escenificar la reconciliación definitiva de Macri con la CGT. Se sacó la foto con José Luis Lingeri, jefe del Sindicato de Obras Sanitarias (Sgbatos), miembro del directorio de AySA y uno de los popes de la central obrera. Completaba la escena el presidente de AySA, José Luis Inglese.

Lingeri había prestado su sindicato para lanzar la marcha de protesta del 22 de agosto último en Plaza de Mayo. Macri se enfureció y desplazó a Luis Scervino de la Superintendencia de Seguros de Salud, aunque luego designó a David Aruachan como virtual viceministro de Salud. Scervino y Aruachan responden a Lingeri.

Ahora avanza un acuerdo por un sistema de salud para 15 millones de personas sin obra social; el blanqueo laboral; un nuevo programa de capacitación; una agencia de evaluación científica, y un observatorio del Ministerio de Trabajo para gremios intervenidos.

La hiperactividad de Macri en Lanús, Quilmes y Lomas -anteayer en San Miguel- es novedosa. En la campaña de las PASO, el Presidente casi no pisó el conurbano porque Vidal es más popular allí. Los tres actos seguidos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA