Cayó una grúa sobre cuatro edificios

 
EXTRACTO GRATUITO

Se sintió una explosión y todos los vecinos salieron de sus departamentos. El susto corrió por dentro de ellos como un rayo. Muchos creyeron que era un terremoto al ver caer pedazos de mampostería a través de sus ventanas, hasta que desde la vereda advirtieron que una enorme grúa-torre de una constructora se había desplomado sobre cuatro edificios.El momento de pánico se produjo en Báez al 550, en Palermo, en la zona conocida como Las Cañitas, poco después de las 13 de ayer, cuando una grúa de 35 metros de alto y 60 toneladas, al ceder su base, cayó sobre cuatro edificios lindantes al terreno donde estaba siendo utilizada para una obra en construcción."Afortunadamente no hubo víctimas mortales ni heridos. Sólo sufrieron daños materiales los techos de los departamentos más altos de los edificios afectados", informó a La Nacion el subcomisario de la comisaría 31a., Gustavo Ghiglione, a cargo del operativo en el que trabajó personal de las policías Federal y Metropolitana, médicos del SAME, la Guardia de Auxilio y bomberos."Las excavaciones alrededor de la base de cemento de la grúa, que estaba apuntalada con pilotes, hicieron que la máquina cediera", explicó Ghiglione.Según supo La Nacion, el hierro de la columna principal se dobló hacia un costado por el desprendimiento del contrapeso, y el desbalanceo dobló la parte superior de la guía, por lo que impactó en las terrazas.Al cierre de esta edición, fuentes del gobierno porteño abonaron la misma teoría y sostuvieron que, según los peritajes preliminares, hubo mala praxis en la excavación en torno de la grúa.La máquina trabajaba en un emprendimiento inmobiliario que, según fuentes oficiales, corresponde a la empresa Obras y Sistemas SRL, dirigida por los ingenieros civiles Luis Zolezzi, Marcelo y Luis Perri. La obra fue suspendida, provisionalmente, por el gobierno de la ciudad.Fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad y de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) porteños aseguraron que la constructora había tramitado y obtenido los permisos de excavación, de obra y de instalación de grúa pertinentes.Si bien no hubo víctimas mortales ni heridos en los departamentos afectados directamente por el impacto, fueron muchos los vecinos que sintieron el impacto de la grúa y que se asustaron al temer lo peor."Sentí como una explosión y tiré la computadora con la que estaba trabajando. Salí al balcón y vi que caían pedazos del techo. Pensé que era un terremoto", expresó a La Nacion María José Villasante, que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA