Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 21 de Septiembre de 2005, expediente P 89842

Fecha de Resolución21 de Septiembre de 2005
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General:

La Sala II de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de M. condenó a R.M.C. a nueve años de prisión, accesorias legales y costas, por resultar coautor responsable de robo agravado por el uso de arma y autor de violación de domicilio -dos hechos- en concurso real. Arts.55, 166 inc.2º y 150 del Código Penal. (v. fs.506/511 vta.).

Contra dicho pronunciamiento interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley el Sr. Defensor particular del imputado. (v. fs.515/520).

Denuncia la violación de los arts.18 de la Constitución Nacional, 15 de la Constitución provincial, arts.40, 41, 55, 150, 166 inc.2º del Código Penal, arts.251 y 253 del Código de Procedimiento Penal (según ley 3589 y sus modif.).

En mi opinión, el recurso no puede ser acogido favorablemente.

En primer término, el recurrente cuestiona la prueba presuncional con la cual la Cámara tuvo por probada la autoría responsable de C. en el delito contra la propiedad.

Por otra parte, respecto a los hechos contra la libertad individual que se le imputan a su defendido, afirma que "...la ausencia de dolo específico mantendrá ajena a toda imputación directa e indirecta posible a la figura señalada que requiere la concreta intención de ingresar a un domicilio con dolo de quebrar la voluntad exclusiva de quien tenga derecho a manifestarla." (v. fs.516 vta.).

Los reclamos no pueden prosperar, por cuanto esta Procuración General ha puntualizado la soberanía ostentada por los jueces de grado en la valoración de la prueba, salvo excepción que no se presenta en autos. (conf. dictamen del 16-07-2003 en causa P.87.320).

Esa Corte tiene resuelto que las cuestiones de hecho y prueba son ajenas al ámbito de la instancia extraordinaria, salvo que se demuestre la existencia de un absurdo en tal sentido -vicio lógico que ni siquiera ha sido denunciado en el remedio bajo examen-. (conf. sentencias en causas P.74905, del 28-05-2003 y P.66.730, del 10-09-2003 entre otras.).

Tampoco pueden ser acogidos favorablamente los planteos vinculados con el cómputo de las circunstancias agravantes que surgen de la pluralidad de intervinientes, la nocturnidad y el empleo de un arma de fuego.

Respecto a la primera, la Alzada consideró que la pluralidad de intervinientes significó señal de concierto previo para delinquir y que provocó mayor indefensión en la víctima; a lo cual la defensa replicó que se trató de una convergencia accidental. Ese criterio dispar se revela técnicamente infructuoso a los fines de evidenciar violación legal alguna. (sentencia del 23-12-2003 en causa P.84.334).

La misma suerte adversa corre el agravio relativo a la valoración de la nocturnidad. Nuevamente omite controvertir los fundamentos dados por el sentenciante, limitándose su queja a la expresión de su criterio discrepante. Media pues, insuficiencia.

Finalmente, esta Procuración General tiene dicho que el arma de fuego tiene mayor poder vulnerante que otras que también satisfacerían la exigencia del tipo legal, por lo que constituye agravante la mayor peligrosidad evidenciada mediante su uso, sin que ello importe una doble valoración de esa circunstancia. (conf. dictamen en causa P.86455, del 5-03-2003 entre muchas otras.).

Lo expuesto deja sin sustento la alegada transgresión de los arts.18 de la Constitución nacional y 15 de la Constitución provincial.

Propicio en consecuencia, el rechazo del recurso traído.

Asi lo dictamino.

LA PLATA 26 de mayo de 2004 - J.A. De Oliveira

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 21 de setiembre de 2005, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores Hitters, S., P., G., K., R., N., D., P., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 89.842, "C. , R.M. . Robo agravado".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial de M. condenó a R.M.C. a la pena de nueve años de prisión, accesorias y costas, por considerarlo coautor responsable del delito de robo agravado por el uso de armas y autor del de violación de domicilio dos hechos, todos en concurso real entre sí.

El señor Defensor Oficial interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Oído el señor S. General, dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es procedente el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

Denuncia el señor Defensor Oficial la violación de los arts. 40, 41, 55, 166 inc. 2°, 150 del Código Penal, 251 y 253 del Código de Procedimiento Penal según ley 3589 y sus modif.; 18 de la Constitución nacional y 15 de la provincial.

1) Primero, el recurrente critica la valoración de la prueba efectuada por el a quo para demostrar la autoría. Cita en su apoyo el art. 431 del Código de Procedimiento Penal.

Dado el contenido de los agravios en cuanto a robo no es posible entrar en su análisis pues lo relacionado con el mérito de las constancias probatorias se encuentra en principio fuera de la competencia de esta Corte.

En efecto, el recurrente no indica ni resulta evidenciado que esté presente el vicio de absurdo de modo que el planteo no puede ser atendido (doctr. art. 360, C.P.P., según ley 3589 y sus modif., conf. P. 70.520, sent. 10IX2003; P. 77.261, sent. 24IX2003; P. 65.179, sent. 18XI2003; P. 70.783, sent. 2III2005; e.o.).

2) Continúa su queja el impugnante respecto del delito de violación de domicilio sosteniendo que "no ha sido suficientemente justificado, al carecerse de los elementos propios constitutivos del tipo subjetivo la comisión del ilícito previsto y reprimido por el art. 150 del C.P.; ya que el ingreso a las fincas en el eventual proceso de fuga no constituye una acción delictiva diferente...". Considera "que la ausencia de dolo específico mant[iene] ajena a toda imputación directa...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR