Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 6 de Agosto de 2003, expediente L 77610

Fecha de Resolución: 6 de Agosto de 2003
Emisor:Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 6 de agosto de dos mil tres, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores S., de L., S., R., Hitters, se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 77.610, “L., A. contra Transportes J.H.S.A.C. e I. Enfermedad profesional”.

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo nº 1 de General S.M. rechazó la demanda promovida, con costas a la parte actora.

Esta dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorS. dijo:

  1. El tribunal interviniente no hizo lugar a la demanda incoada por A.L. contra “Transportes J.H.S.A.C. e I.” en concepto de indemnización por enfermedad atribuida a la labor desarrollada a órdenes de la accionada, con sustento en el derecho común.

    Sin dejar de advertir las deficiencias del escrito de demanda, que no cumplió con la carga del art. 26 de la ley 11.653, desde que no indica concretamente la afección padecida y su carácter incapacitante que es en definitiva lo que se pretende resarcir, consideró mediante la valoración del informe pericial médico, su ampliación y las explicaciones dadas por el experto en la audiencia de vista de causa, la historia clínica del actor, la declaración testimonial de sus compañeros de trabajo y la pericia técnica que el actor L. padece de síndrome vertiginoso que lo incapacita para sus labores en un 50%, pero que no guarda relación causal ni concausal con las tareas realizadas para la encartada.

    Tampoco tuvo por acreditado el trastorno psíquico, cuyo origen en el escrito de demanda no se atribuyó a la tarea sino a las secuelas de la afección padecida y cuya vinculación causal o concausal con la labor fuera descartada, por lo que debe seguir su misma suerte, aún así en el caso de haberse demostrado su existencia.

    Finalmente, si bien quedó establecido en el fallo de los hechos que el accionante presenta hipoacusia, a fs. 50 vta. se la denuncia como una consecuencia del síndrome vertiginoso referido, por lo que, sumado a los deficientes términos en que fue redactado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA