La causa por la constitucionalidad del pacto con Irán, empantanada por recursos cruzados

 
EXTRACTO GRATUITO

La causa en la que se debe decidir si es constitucional o no el memorándum firmado con Irán para interrogar a sospechosos iraníes por el ataque a la AMIA quedó empantanada en una ciénaga de recursos cruzados, por lo que su resolución demoraría meses.

Sucede que la Sala II de la Cámara de Casación Penal quedó bajo fuego cruzado. Al tribunal lo integran actualmente Ana María Figueroa, más cercana al Gobierno; Juan Gemignani, alejado del kirchnerismo, y el conjuez suplente Claudio Marcelo Vázquez, de simpatía kirchnerista.

El fiscal en la Cámara de Casación Raúl Pleé planteó ayer que es nulo el modo en que quedó integrado el tribunal que debe resolver el caso. Es decir que, según Pleé, es nula la decisión de apartar al juez Luis María Cabral de la Sala II y nombrar en su lugar a Vázquez. Pleé dijo que Cabral debe quedarse y resolver, ya que esbozó un borrador de voto.

Al mismo tiempo, ayer el Gobierno se presentó en la causa y recusó al juez Juan Gemignani. De los tres jueces originales, junto con Cabral, era el que estaba dispuesto a fallar en contra de la constitucionalidad del acuerdo firmado con Irán.

Gemignani estaba indignado porque el asunto no se resolvía. Tras realizar una audiencia pública en la que participaron la DAIA, la AMIA y la fiscalía apuró para sacar un fallo. Fijó el 30 de mayo como fecha para la audiencia, pero la jueza Ana María Figueroa dijo que no estaba listo su voto. Tal fue el enojo de Gemignani que reservó su voto en la caja fuerte y dejó sentado en un acta que él ya se había expedido. En el ínterin, Cabral tenía un borrador que de algún modo protocolizó. Y Figueroa no había terminado su voto, dijo.

Esto fue así hasta que días antes de la nueva fecha fijada para la lectura de la sentencia, el Consejo de la Magistratura removió a Cabral de la subrogancia y colocó en su lugar al conjuez Vázquez, de conocida simpatía kirchnerista.

Como Gemignani había emitido su voto, el Gobierno interpretó que prejuzgó y ayer sus abogados lo recusaron. Esta recusación se suma a la que presentaron la semana pasada la DAIA y la AMIA contra Figueroa y Vázquez, al argumentar que tienen temor a la parcialidad de estos jueces por que sospechan que tienen interés en fallar en favor del Gobierno.

La manera de resolver este cruce de recusaciones es que se sorteen otros tres jueces de Casación para decidir si hay razones o no para apartar a Gemignani, Vázquez y Figueroa. Ayer, la causa por el pacto con Irán estaba en la Secretaría General de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA