Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 26 de Septiembre de 2007, expediente C 90220

Fecha de Resolución26 de Septiembre de 2007
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 26 de setiembre de 2007, habi�ndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deber� observarse el siguiente orden de votaci�n: doctores H., K., R., N., P., G., se re�nen los se�ores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 90.220, "R.�n, A.B. contra S�ez, R.�n F. y otro. Da�os y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la C�mara Primera de Apelaci�n en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Bah�a Blanca revoc� el fallo parcialmente, en cuanto la misma hab�a rechazado la demanda.

Se interpuso, por la codemandada Municipalidad de C.P., recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley�.

Dictada la providencia de autos y encontr�ndose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvi� plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

�Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley�?

V O T A C I O N

A la cuesti�n planteada, el se�or Juez doctor H. dijo:

  1. Creo necesario hacer un breve relato de los hechos que originaron el presente reclamo indemnizatorio.

    El actor transitaba en horas de la noche por una calle de la ciudad de C.P. y cuando su autom�vil se detuvo por un desperfecto mec�nico, solicit� a los ocupantes de un cami�n municipal recolector de residuos que lo trasladaran a la estaci�n ferroviaria ubicada en las inmediaciones, obteniendo la negativa del chofer del mismo el que adujo que eso era imposible porque estaba trabajando.

    Ante la negativa del chofer del cami�n con un palo lo comenz� a golpear el actor produci�ndole heridas en el cuerpo y una quebradura expuesta en el brazo derecho.

    Un patrullero que pasaba por el lugar lo llev� hasta el hospital donde fue intervenido quir�rgicamente por la fractura, permaneciendo internado seis d�as y manteniendo un yeso dos meses.

    La acci�n tendiente a la reparaci�n de los da�os se dirigi� contra el autor de las lesiones, y contra la municipalidad por su responsabilidad refleja, la que fue rechazada en la instancia de origen, y acogida por el a quo.

    En lo que interesa dado el alcance del recurso �ste �ltimo tribunal desarroll� los siguientes argumentos:

    1. El causante del da�o no actu� en ejercicio de su leg�tima defensa ya que no existi� una agresi�n f�sica del actor y porque los insultos y amenazas no constituir�an un peligro inmediato para su indemnidad.

      Agreg� que a�n frente a la actitud intemperante de pretender que, abandonando la tarea encomendada, se lo lleve en el cami�n de la comuna hasta la estaci�n ferroviaria, y a los insultos que gener� su negativa, no justifican la agresi�n emprendida, ya que lo que correspond�a era hacer la denuncia policial.

    2. Sostuvo la responsabilidad de la codemandada Municipalidad de C.P., al considerar que existi� relaci�n entre las tareas o funciones que ejecutaba el agresor y el hecho da�oso, ya que su oposici�n al traslado deriv� del cumplimiento de las instrucciones dadas por el empleador en cuanto a que el servicio de recolecci�n de residuos no deb�a ser interrumpido y prestarse en el horario establecido y siguiendo un itinerario determinado.

      Agreg� que dado el car�cter de empleado de la comuna del codemandado y al conducir el cami�n de propiedad de la misma, dicho organismo deb�a responder por el hecho il�cito cometido por aqu�l en circunstancias que cumpl�a la prestaci�n del servicio que se le encomendara, utilizando el m�vil cuya conducci�n y custodia le hab�a sido confiada, origin�ndose el incidente al negarse a utilizar el mismo para transportar a un particular para lo cual no estaba autorizado, lo que hubiera implicado la interrupci�n de la prestaci�n del servicio que estaba ejecutando, es decir, la funci�n que estaba ejerciendo al momento de ocurrir el hecho il�cito tuvo relaci�n causal con la generaci�n de dicho incidente.

  2. Contra dicho pronunciamiento se alz� la Municipalidad codemandada cuya apoderada en su recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley� denuncia absurdo y violaci�n de los arts. 1109, 1113 del C�digo Civil; 34 inc. 6 del C�digo Penal.

    ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR