Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 24 de Mayo de 2006, expediente C 81475

Fecha de Resolución24 de Mayo de 2006
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General:

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de San Isidro —Sala Primera- dictó sentencia en el juicio iniciado por los seis nietos de C.V. y H.E.M.F. d.V. (quienes acudieron a la sucesión de los mencionados en representación de su padre pre-muerto J.C. -hijo de ambos causantes-), contra L.E.V. (-hija también de los cónyuges fallecidos y tía de los actores) y su marido J.G.W. por "cobro de dinero" confirmando -en lo sustancial- la de primera instancia en cuanto dispuso el rechazo de la "acción de colación" y la "pérdida del beneficio de inventario" y modificando por un lado, los montos por lo que prosperó la "accion de reducción" y por el otro, el orden de imposición de las costas fijadas originariamente (fs. 264/270).

Contra dicho pronunciamiento se alzan los demandados, con asistencia técnica, a través del recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley de fs. 275/281.

Lo fundan en la violación del art. 1789 y ss. del Código Civil y de la garantía de defensa en juicio consagrada en el art. 18 de la Constitución Nacional.

El agravio de los quejosos reposa —básicamente- en la tarea valorativa efectuada por la Alzada que la llevó a concluir en la existencia de una donación habida entre C.V. primero y su esposa después a los hoy demandados (hija y yerno de los nombrados), conclusión de la cual se deriva —derechamente- la suerte final del pleito.

El recurso no puede prosperar.

En su intento por revertir el resultado del decisorio, sostienen los impugnantes el yerro en el que incurrió la Alzada "al considerar probada la existencia de una donación" así como la "extensión inapropiada y arbitraria del principio iura curia novit", ello por haber enderezado el reclamo efectuado por la parte actora y la infracción a las reglas de la lógica que padece el pronunciamiento por hallarse fundado en "varias inconsistencias de hecho que no son ciertas", dando origen a la trangresión del principio de congruencia que denuncian.

Así, enrolados en esta línea, desarrollan sus argumentaciones reiterando en esta instancias cuestiones tales como que las cuentas bancarias estaban a sus respectivos nombres, que las extracciones de fondos efectuadas fueron imputadas a gastos de los causantes —entre otras-. En síntesis, todas consideraciones que apuntan —fundamentalmente- a demostrar que los bienes en cuestión (consistentes en dólares estadounidenses depositados en sucursales bancarias norteamericanas) no integran el acervo hereditario de C.V. y su esposa y no son, por ende, susceptibles de ser repartidos entre los hoy actores (nietos de los causantes que concurren en representación de su padre J.C. pre-fallecido).

De lo expuesto, fácil resulta colegir que el ataque versa —en definitiva- sobre cuestionamientos que dependen directamente de la valoración de la prueba efectuada por los jueces de mérito: por un lado, la titularidad de los fondos dinerarios y su efectiva disposición y, por el otro, la conclusión de la Cámara en cuanto a la transferencia a título gratuito efectuada por los causantes al matrimonio demandado.

En estas condiciones advierto que, en tanto se pretende la revisión de esta tarea ponderativa -en la que los jueces de grado son soberanos- el recurso debe ser portador de la denuncia y acabada demostración de absurdo, único supuesto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR