Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 3 de Marzo de 2000, expediente 2 0649

Fecha de Resolución 3 de Marzo de 2000
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

C- 20649

En la ciudad de La Plata, a los 3 días del mes de marzo de dos mil nueve, se reúnen en acuerdo ordinario los señores jueces de la Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, D.. J.H.C. y F.L.M.M. (arts. 2, 440 y ccdtes. del C.P.P. y 6, 16 y ccdtes de la ley 11982), para resolver el recurso interpuesto por el Defensor de A.H.R.Y.J.A.R. en la causa N° 20649. Practicado el sorteo de ley , resultó que, en la votación, los jueces deberán observar el orden siguiente: CELESIA – MANCINI.

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal en lo Criminal N° 1 del Departamento Judicial Junín luego de un juicio oral en la causa N° 1006/2003 dictó sentencia condenando a A.H. o J.A.R. y A.H.R. a la pena de cinco años de prisión, inhabilitación absoluta por el mismo tiempo, accesorias legales y costas por considerarlos autores penalmente responsables del delito de robo calificado por el uso de arma.

Contra dicha resolución, a fojas 29/37 del presente legajo, el Defensor Oficial Dr. S.P.A. interpuso recurso de casación.

Efectuadas las vistas correspondientes, y hallándose la causa en estado de dictar sentencia, este Tribunal decidió plantear y votar la siguiente:

C U E S T I O N

¿Corresponde hacer lugar al recurso interpuesto?

A la cuestión planteada, el juez Celesia dijo:

I- En primer lugar la defensa denuncia que el tribunal violó los arts. 106, 210 y 373 del C.P.P. al valorar en forma arbitraria la prueba relativa a la materialidad ilícita.

Sostiene que la utilización de una botella para golpear a la víctima durante el robo se fundó sólo en el testimonio del damnificado J.C. y que el mismo resulta insuficiente para crear el estado de certeza requerido por tratarse de una persona oligofrénica.

Entiende que si bien algunos de los aspectos referidos por la víctima tales como la pelea y la sustracción de prendas se corroboraron con otros elementos de prueba, ello no sucedió con relación al golpe que recibió en la cabeza con una botella, pues tal circunstancia surgió durante el debate a raíz de una pregunta que le formuló el fiscal al damnificado y generó una respuesta afirmativa brindada seguramente para colmar las expectativas depositadas en su relato.

Sostiene que para valorar testigos como el de autos hay que examinar cuidadosamente su capacidad intelectual y no dejarse engañar por su aparente sinceridad, debiendo recurrirse en caso de duda a peritos psicólogos o psiquiatras.

Menciona que mas allá de la capacidad intelectual de la víctima, sus dichos son el único elemento probatorio para dar sustento a la utilización de una botella y el tribunal pretendió corroborarlo utilizando como indicio las lesiones que presentó en la cabeza, pero tal indicio es ambiguo porque las lesiones pudieron haber tenido origen en los golpes de puños o patadas y no necesariamente de una botella.

Solicita en virtud de ello se descarte la circunstancia que motivó la agravación del robo y se lo califique como robo simple en los términos del art. 164 del C.P.

Al momento de expedirse en los términos del art. 458 del C.P.P. la Sra. Defensora de Casación Dra. A.J.B. mantuvo el recurso interpuesto y se remitió a los argumentos sostenidos en el escrito de interposición mientras que la Sra. Fiscal ante esta sede, Dra. A.M.M. se expidió por el rechazo de la queja.

Este agravio no puede prosperar.

Luego de haber efectuado el máximo esfuerzo de revisión posible en la tarea de fiscalización del fallo condenatorio, y sin magnificar la limitación de la falta de inmediación derivada de la oralidad, no advierto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR