Por la catarata de aumentos, en el mercado recalcularon al alza las expectativas de inflación

 
EXTRACTO GRATUITO

Los analistas del mercado recalcularon al alza sus previsiones de inflación para los próximos cinco meses ante la catarata de aumentos dispuestos por el Gobierno (luz, gas, prepagas, combustibles) que comenzaron a regir este mes.

Ahora esperan que el índice de precios al consumidor (IPC) suba en diciembre 2,1%, contra el 1,5% que proyectaban hasta hace un mes, y que de enero a abril crezca 1,5% en promedio, cuando imaginaban hace 30 días que lo haría al 1,4% durante los primeros cuatro meses de 2018.

El dato surge del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que cada mes realiza el Banco Central (BCRA) precisamente para monitorear las proyecciones de los analistas que forman opinión. La encuesta fue realizada entre el 28 y el 30 de noviembre e incluyó a 56 informantes (dos más que en la última ocasión), entre los cuales se cuentan 32 consultoras y centros de investigación locales, 15 bancos de la Argentina y 9 analistas extranjeros.

Al presentar el informe, el BCRA consideró "esperables" las conclusiones "como resultado de un aumento mayor de los precios regulados durante diciembre", lo que podría tomarse como una velada crítica a las decisiones del Ministerio de Energía. De hecho, hasta hace dos meses el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, se había mostrado convencido de que el impacto de las alzas tarifarias en la inflación sería menor, porque serían "subas muy inferiores a las dispuestas en 2016".

Como resultado de la adecuación a la nueva realidad, los participantes del REM aumentaron sus pronósticos de inflación para 2017 del 23 al 23,5%, con lo que el tope máximo fijado en las metas de inflación del BCRA quedaría superado en casi un 50%. A su vez, recalcularon del 16 al 16,6% anual la inflación proyectada para 2018 (vale recordar que el BCRA fijó una meta del 8 al 12%) y del 14,3 al 14,9% la medición núcleo, que excluye la variación de precios de aquellos productos y servicios cuyos valores dependen de la época del año (estacionalización) o de factores externos a la política monetaria, como puede ser un conflicto internacional.

Críticas

El nuevo salto en las expectativas llega pese a que la política monetaria del BCRA está en su fase más contractiva en un año y medio.

Y no es una buena noticia, ya que la historia de la medición que elabora,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA