Sentencia Definitiva de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 13 de Febrero de 2002, expediente AC 72972

Presidentede Lázzari-Pettigiani-Pisano-Hitters-Salas
Fecha de Resolución13 de Febrero de 2002
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 13 de febrero de dos mil dos, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores de Lázzari, P., P., Hitters, S., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa Ac. 72.972, “Castillo o Castillo Pan, C.M. contra A., H.M.. Nulidad actos jurídicos”.

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Bahía Blanca confirmó la sentencia de primera instancia que rechazó la demanda, con costas a la accionante.

Se interpuso, por el apoderado de la actora, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor de L. dijo:

  1. La Cámara a quo precisó las siguientes cuestiones sometidas a decisión: “a) la sustracción de los boletos con firmas en blanco y su posterior llenado con el texto de una cesión en favor de Argentini, y b) la inexistencia de asentimiento conyugal para la cesión, por haber sido dado éste en blanco y para un propósito diferente para el que en definitiva fue utilizado” (v. fs. 447 vta.).

    1. Con cita de doctrina legal de este Tribunal, expresó que el acto de disposición o gravamen de bienes gananciales sin el asentimiento del cónyuge, como lo prevé el art. 1277 del Código Civil no es nulo sino inoponible a este último.

      Agregó que el cónyuge no disponente quedaba facultado para reivindicar el bien que salió sin su conformidad del patrimonio común una vez disuelta la comunidad de bienes, pero aclaró que los bienes en juego en el sub lite no eran los previstos en el art. 1277, ya que se trataba de meros derechos creditorios, referidos a bienes indeterminados y no entregados aún, por lo que el planteo de la actora resultaba irrelevante, aun cuando se cambiara la nulidad por la inoponibilidad.

    2. Señaló que en lo relativo al planteo de sustracción de los documentos, el propio A. reconoció que las firmas fueron dadas en blanco, pero no se accionó contra la persona a quien se le hizo entrega de dichos documentos, sino que se alegó su sustracción, la que según el art. 1019 del Código Civil, requiere se prueben los siguientes extremos: 1) que el documento fue sustraído por medios dolosos y 2) llenado contra la voluntad del guardador o mandatario.

      Consideró que los mismos no se encontraban acreditados, por cuanto la prueba producida por la actora fue nulificada, sin que hayan existido otros elementos en autos que la autorizaran a tenerla por cierta, no habiendo podido la prueba indiciaria oponerse a la escritura (art. 1017, C.C.), ni que se haya alegado como fuerte presunción contra las cesiones lo admitido por D., quien en tal caso compartiría los beneficios del pleito como cotitular de los bienes en litigio, lo que afeblece sus dichos.

      Habiendo sido...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR