Castigados como en la Edad Media, pero en la cárcel de Marcos Paz

 
EXTRACTO GRATUITO

Era una visita sorpresa. En su exhaustiva recorrida por los pabellones y módulos del Complejo Penitenciario Federal II, en Marcos Paz, los funcionarios no imaginaron lo que iban a descubrir: presos alojados en calabozos individuales sin electricidad, sin baño y sin tener la posibilidad de asearse durante, por lo menos, tres meses.Doce reclusos, que estaban encarcelados en el pabellón 7 del módulo 1, debían deshacerse de sus excrementos por "una pequeña ventana". Después de la visita, el lugar fue clausurado y se ordenó que los internos recibieran atención médica, psicológica y alimentos.Así lo informaron a LA NACION fuentes del Sistema de Coordinación y Seguimiento de Control Judicial de Unidades Carcelarias, integrado por jueces de la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP), jueces de ejecución penal, representantes de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin), la Procuración Penitenciaria de la Nación, la Defensoría General de la Nación y, como miembro consultivo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)."Vimos, sentimos y olimos la situación en la que estaban alojados los 12 presos. Estaban detenidos sin dignidad humana", dijo a LA NACION el juez Gustavo Hornos, presidente de la Cámara Federal de Casación Penal y creador del Sistema de Coordinación y Seguimiento de Control Judicial de Unidades Carcelarias.Si bien se conoció ayer, la visita ocurrió el viernes pasado. Recorrieron el penal de Marcos Paz, además del juez Hornos, sus colegas Mariano H. Borinsky, Sergio Paduczak y Martín Vázquez Acuña; los integrantes de la Procuvin Abel Córdoba y Roberto Cipriano García, y Germán Artola, en representación de la Defensoría General de la Nación.Según informaron a LA NACION fuentes judiciales, cuando la comisión de magistrados llegó al pabellón 7, eran las 15.30 y los presos, según dijeron, aún no habían desayunado."Algunos de los detenidos estaban en esa situación desde junio pasado. Vestían incluso la misma ropa con la que habían sido alojados", afirmó a LA NACION uno de los jueces que hicieron la recorrida.De los 12 presos que estaban alojados en el pabellón 7 del módulo 1, siete estaban en condición de sancionados y cinco, en calidad de detenido en "tránsito", es decir, reclusos a los que es difícil encontrarles un lugar.Según la documentación del Sistema de Coordinación y Seguimiento de Control Judicial de Unidades Carcelarias, a la que tuvo acceso LA NACION, "los 12 internos encerrados en celdas estancas miraban a jueces y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA