Otros casos de sospechas de irregularidades

 
EXTRACTO GRATUITO

No es la primera vez que los crematorios están en la mira de detectives judiciales. En la resolución donde ordenó la detención de Daniel Lagostena por el homicidio y aborto en contexto de violencia de género de su pareja, Erica Soriano, la joven de 30 años que lleva seis años desaparecida, el juez de Garantías de Lomas de Zamora Gabriel Vitale le dedicó algunos párrafos a presuntas irregularidades en cementerios del sur del conurbano.

Según se desprende del expediente judicial, testigos declararon sobre personas que decían que hace seis años, en el momento en que desapareció Soriano "tenían acceso al crematorio y al cementerio de Lanús de noche y se podía hacer lo que se quisiera".

También en la ciudad de Vicente López sucedió una situación similar a la estafa investigada ahora en el crematorio del cementerio municipal de Chascomús.

Según publicó el periodista Nicolás Pizzi en el diario Clarín, en agosto de 2009, el fiscal de Vicente López John Broyad (hoy fiscal general adjunto interino) investigó una serie de estafas con pedidos de cremaciones en el Cementerio Municipal de Vicente López, situado Mariano Pelliza al 3100, en Olivos.

Según la nota periodística, "cobraban por cremaciones que nunca se hacían. Para no despertar sospechas, los familiares recibían las supuestas cenizas. Los cuerpos se acumulaban en bóvedas semi abandonadas o en el depósito de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA