Caso Oyhanart: denuncian a policías por encubrir el crimen

 
EXTRACTO GRATUITO

A casi un año del en Saladillo, un efectivo de la comisaría de esa localidad declaró como testigo y denunció una presunta trama de encubrimiento policial pergeñado para desvincular del asesinato a un poderoso empresario agropecuario de la zona.

En su declaración ante la fiscal Ana Medina, el testigo, cuya identidad se mantiene en reserva, afirmó: "Mientras estaba en la seccional escuché que era amante de Marisol y que estaba vendiendo todo lo que tenía porque si no le iban a poner el celular de la víctima en su casa. También escuché que se habían depositado un millón y medio dólares para encubrir al autor del homicidio".

Ayer se conoció que la fiscal citó a prestar declaración a la jefa de la comisaría de Saladillo y a otros oficiales de la dependencia. El llamado, explicó la funcionaria, había sido decidido antes de aquella reveladora testimonial.

Marisol Oyhanart, de 38 años y madre de tres hijos, fue asesinada el 14 de abril pasado. Esa tarde salió de su casa a caminar y nunca regresó. Su familia radicó una denuncia por averiguación de paradero. A partir de ese momento comenzó una búsqueda por toda la ciudad y por la zona en la que los vecinos realizaban caminatas, de la que participaron empleados de la Dirección de Tránsito municipal, Defensa Civil y de la comisaría local.

Sin que nadie lo explicara, la búsqueda se interrumpió a la madrugada siguiente. Uno de los sectores por donde se rastrilló fue un área de taperas a 15 cuadras del casco urbano. Minutos después de las 8, tres horas después de que suspendiera la búsqueda, en un lugar que ya se había revisado apareció el cadáver.

"Mis jefes son tres fieras. Tienen conexiones y conocidos por todos lados. Por ejemplo, pueden involucrarme a mí para que sea culpable de cualquier cosa. Pudieron haber participado del encubrimiento porque tienen todas las armas para hacerlo", expresó el testigo en uno de los tramos de la declaración, que se extendió durante casi 12 horas,

A mediados de diciembre, los abogados que representan a Sergio Rachit, el marido de la víctima, Pablo Hawlena Gianotti y Walter Vaccarini, habían declarado como testigos en la Auditoría de Asuntos Internos provincial.

Ambos letrados agregaron a sus declaraciones las 40 páginas de una conversación a través de Facebook que una testigo mantuvo con un suboficial que le reveló que el empresario -cuya identidad no se hizo pública porque no está imputado en el expediente- le pagó a la policía para que borraran pruebas.

El...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA