Caso Nisman: la junta criminalística también haría un informe dividido

 
EXTRACTO GRATUITO

Llamadas sugestivas de madrugada, una computadora llena de registros inquietantes y peritos que piden más tiempo. El caso que investiga la muerte de Alberto Nisman, después de 140 días, sigue sumando misterios semana tras semana.

Pasado mañana la junta criminalística presentará su informe final en la fiscalía de Viviana Fein. Será un informe dividido, otra vez, con disidencias de la querella que representa a la familia, informaron fuentes del caso.

El estudio deberá responder seis preguntas de Fein y doce puntos que pidió agregar la querella. Se refieren a la posición del cuerpo, a las manchas de sangre, a la "dinámica de la caída" y a la ubicación final del arma. Intervienen cuatro especialistas oficiales, más uno de por la familia y otro por la defensa de Diego Lagomarsino.

Los expertos de la querella habían afirmado hace tiempo que las manchas del baño probaban que Nisman estaba arrodillado cuando fue el disparo y que hubo otra persona. Los peritos oficiales y el de la defensa no comparten esta hipótesis, informaron dos fuentes al tanto de los debates.

Algo parecido pasó hace quince días, cuando -tal como informó entonces LA NACION- 13 de los 15 peritos de la junta médica le contestaron a Fein que a pesar de lo dicho por la querella no había una sola prueba que les permitiera decir con "certeza pericial" que fue un homicidio. Incluso los dos peritos de la propia querella respondieron que tampoco podían afirmar el homicidio sin un estudio conjunto con los criminalistas (la familia de Nisman había pedido que se hiciera una única junta). Todo lo referente a lo médico se terminó el mes pasado. Ese capítulo está cerrado.

Pero por fuera de estos peritajes, en los últimos días aparecieron elementos desconcertantes. El más notorio: el de la notebook de Nisman, donde se halló un registro de las 20.07 del domingo 18 de enero (cuando el fiscal estaba muerto, pero todavía no lo habían encontrado) según el cual alguien entró en la computadora, que estaba en su departamento, e introdujo tres pendrives. Lo confirmó Fein el lunes: "Es cierto. La información ya se dio a conocer y no se puede negar", dijo en referencia a la publicación del domingo pasado de LA NACION.

"Lo que hay que revisar técnicamente es si existió el ingreso y ese registro horario es el real o pudo haber sido manipulado", agregó. Esta semana, Fein les pidió a los peritos de la Policía Metropolitana que se apuraran y le informaran por escrito qué significan los registros. ¿Pudieron...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA