Otro caso para el escándalo

 
EXTRACTO GRATUITO

Fue otra jornada negra. Al límite con el escándalo, con el bochorno. Días después de la pésima tarea de Patricio Loustau en el superclásico, los jueces están en el ojo de la tormenta. Y anoche, en el Sur, Saúl Laverni y sus asistentes abonaron a la teoría: en el fútbol argentino se dirige muy mal. Esta vez, el gran perjudicado fue Godoy Cruz, que se jugaba la posibilidad de ser puntero, pero empató con Banfield 1 a 1 y sólo alcanzó, con un partido más, a Vélez, en la cima. Pero, en realidad, eso es lo de menos: en una noche de desaciertos (córners no cobrados, infracciones ignoradas, acciones violentas pasadas por alto, laterales para un equipo sancionados para el otro), no cobró, en forma increíble, un gol (golazo, en realidad), de Diego Villar, el volante del equipo mendocino, a los 21 minutos del segundo tiempo, cuando el juego ya estaba 1-1.Desde 30 metros, Villar envió el balón por encima de Bologna, la pelota entró 50 centímetros y, sin embargo, el asistente Ariel Bustos no lo vio. Hizo seguir el juego. Villar enloqueció y se recordó aquel disparo de Lampard en el Mundial, en el choque Inglaterra-Alemania. El uruguayo Larrionda tampoco vio el tiro que pasó la línea de gol.Al rato, Navarro cayó en el área, tocado por Toledo... fue penal. Godoy Cruz se sintió perjudicado más que nunca. Recordó algunos partidos polémicos, como aquel contra Olimpo, en Bahía Blanca, o aquel otro ante Tigre, en Victoria. Al final, los jugadores mostraron su furia. "Hay que salir a llorar, parece. Se nota que no conviene que Godoy Cruz salga campeón. Passarella llora y se olvida de que con nosotros tuvieron un gol que no debió ser cobrado", contó Villar. "Tengo ganas de llorar. Así se hace difícil. Estoy quemado, no cobran nada", lanzó Navarro.Lo curioso es que el gol no cobrado a Godoy Cruz nació en la otra frontera por otro error: un córner no cobrado para Banfield por el otro asistente, Ariel Scime. Luego del penal no sancionado, Villar, Sánchez y Donda amagaron con salir del campo de juego, en señal de rechazo por el ambiente adverso. Tanto fue así que Jorge Da Silva (al final se acercó a protestarle al juez, pero sin exagerar) sacó a Donda del césped, porque veía que así no podía seguir. El...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA