El caso continúa con la reconstrucción del hecho

 
EXTRACTO GRATUITO

La junta médica que estipuló cómo y cuándo murió fue un hito clave en el expediente judicial. Permitió confirmar que el joven tatuador no fue golpeado o lesionado por terceros y que su cuerpo no fue movido o escondido. Pero el fin del estudio científico abre una nueva etapa, de una aguerrida discusión jurídica. La Justicia ahora debe determinar si hubo responsabilidad de los gendarmes en la muerte artesano.

El juez Gustavo Lleral ya anticipó que se abocará a realizar una "reconstrucción histórica", minuto a minuto, de lo que ocurrió el 1° de agosto, cuando la Gendarmería despejó el corte de la ruta 40 y un grupo de ocho uniformados encaró una persecución a los mapuches hasta el río Chubut. El objetivo es determinar las circunstancias que llevaron al joven a tirarse al agua helada, cuando no sabía nadar.

Fuentes judiciales también aseguraron a LA NACION que se buscará determinar si alguien, a un lado o al otro del río, pudo haberlo visto a Santiago cuando se ahogó.

En los próximos días se hará una inspección al lugar del hallazgo del cuerpo, dentro del Pu Lof. Ese espacio nunca tuvo custodia judicial y fue monitoreado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA