Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 16 de Junio de 2022, expediente CNT 015512/2013/CA001

Fecha de Resolución16 de Junio de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 15512/2013/CA1

AUTOS: “CASCO, FAVIO ADRIÁN C/ CLUB ATLÉTICO BOCA JUNIORS

ASOC. CIVIL Y OTRO S/ DESPIDO”.

JUZGADO NRO. 38 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que figura en el Sistema Lex 100, la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe,

y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.A.V. dijo:

  1. El Sr. Juez a quo rechazó las pretensiones deducidas por el actor dirigidas a cobrar diversos créditos de naturaleza laboral y una reparación integral por los daños psicofísicos y demás perjuicios que aduce haber padecido a causa de las tareas desarrolladas bajo la dependencia de la codemandada CLUB ATLÉTICO BOCA JUNIORS ASOCIACIÓN CIVIL

    (desde aquí CABJ; v. pronunciamiento de fs. 456/458; dictado el 9.02.2021).

    A su vez, por el resultado que imprimió al litigio, resolvió imponer las costas del proceso íntegramente a cargo del trabajador.

    Tal decisión suscita las quejas de la patronal y la parte actora, con arreglo a las exposiciones vertidas en los memoriales de agravios incorporados vía informática el 19.02.2021 y 21.02.2021, respectivamente,

    que merecieron réplicas recíprocas a través de las piezas fechadas el 2.03.2021 y 3.03.2021. A su turno, la expertas en medicina y psicología formulan cuestionamientos con respecto a la cuantía de los aranceles oportunamente fijados en su favor (v. recursos del 9.02.2021 y 26.02.2021).

  2. Recuerdo que en la demanda el Sr. CASCO sostuvo que hacia el 1.02.2001 comenzó a desempeñarse bajo subordinación del CABJ,

    desarrollando funciones en calidad de fiscalizador de entradas y acomodador Fecha de firma: 16/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    y controlador de plateas, las cuales llevaba a cabo tanto los días en que la entidad deportiva disputaba encuentros de fútbol profesional en calidad de local, como asimismo cuando su estadio era arrendado para la realización de espectáculos varios. Denunció que, no obstante tratarse de un vínculo de incuestionable naturaleza asalariada desde su origen, la dadora de trabajo tiñó de absoluta clandestinidad el segmento inicial de la relación y se avino a inscribirlo en los registros pertinentes con holgada posterioridad,

    consignando una fecha posterior a la real como data de ingreso. Dicha anomalía, que permaneció inmutable durante todo el decurso del vínculo,

    aparecía complementada por irregularidades de orden retributivo, derivadas del pago extracontable de una porción trascendente de sus haberes, que -en promedio- ascendía a un valor mensual de $3.303.

    Expone que tal escenario motivó que mediante la epístola fechada el 18.08.2012 procediera a emplazar fehacientemente a su otrora empleadora con el objeto de que enmendara las irregularidades apuntadas, bajo apercibimiento de considerarse en situación de despido indirecto ante una eventual réplica negativa. Sin embargo, explica que el club demandado no sólo omitió avenirse a satisfacer sus legítimas reivindicaciones, sino que avanzó sin más en la ruptura injustificada de la relación a través de la misiva cursada el 31.08.2012, mas sin cancelar adecuada e íntegramente los créditos originados merced a esa decisión extintiva.

    Acerca del reclamo deducido con cimiento en las prescripciones del derecho común, el actor narró que, además de las funciones previamente descriptas, la dadora de trabajo le encomendaba el desarrollo de otras tareas que demandaban el despliegue de excesivos esfuerzos físicos por parte de su ejecutor, porque implicaban el levantamiento y desplazamiento manual de elementos de gran peso, sin contar para ello con auxilio, ni asistencia hábil para aminorar el impacto que esas acciones proyectaban en su integridad corporal. El cumplimiento de esos quehaceres ininterrumpidamente durante la integridad del vínculo y con prescindencia de todo elemento de seguridad personal apto para mitigar esa demanda motora, habría provocado la Fecha de firma: 16/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I

    paulatina emergencia de diversos cuadros patológicos en su organismo,

    centrados -en especial- sobre la columna cervical, dorsal y lumbar, como también a nivel de ambos miembros inferiores. Dichos padecimientos,

    sumados a las consecuencias dañosas que proyectaron en su faz psíquica,

    le ocasionarían un deterioro irreversible en orden al 40% de su aptitud laboral. Para suministrar anclaje jurídico a las responsabilidades que pretende imputarle a cada demandada, vertió diversos fundamentos y planteó la inconstitucionalidad de múltiples preceptos legales.

    En oportunidad de repeler la pretensión entablada (v. fs. 62/82),

    ASEGURADORA DE RIESGOS DEL TRABAJO INTERACCIÓN S.A. (en adelante ART INTERACCIÓN) reconoció explícitamente haber suscripto un contrato de seguro -en los términos de la ley 24.557 y disposiciones normativas complementarias- con el CABJ, empleadora del Sr. CASCO, con vigencia desde el 1.05.2009 y hasta la presentación de la pieza bajo reseña.

    Sin desmedro de ello, erigió su tesitura sobre una tajante negativa de los hechos afirmados por el actor en la demanda, oponiendo asimismo -como defensa preliminar- la excepción de falta de legitimación pasiva, por interpretar que resultaría improcedente disponer una eventual condena con basamento en el ordenamiento civil, amén de destacar que -desde su perspectiva- tampoco confluirían los presupuestos necesarios para responsabilizarla en función de los dispositivos legales invocados en la pieza inicial. A su vez, destaca que en momento alguno recibió denuncia relativa a las patologías que motorizan la contienda.

    Por su parte, en coincidencia con la postura adoptada por su litisconsorte, la entidad deportiva demandada desplegó una categórica refutación de los extremos fácticos invocados por el Sr. CASCO en la pieza que inauguró las actuaciones, con especial hincapié en las anomalías registrales allí denunciadas, la existencia de diferencias indemnizatorias a favor de aquél y las descripciones en torno al modo en que la relación halló

    su ocaso (v. fs. 133/162vta.). Conforme aquí amerita especial mención, el CABJ hizo hincapié en que aquél desarrollaba funciones estrictamente Fecha de firma: 16/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    inherentes al “control de acceso al estadio”, que no comprendían la realización de esfuerzo físico de ninguna índole ni menos aún el levantamiento de elementos pesados, y que sólo tenían lugar cuando el plantel de fútbol masculino profesional disputaba encuentros en condición de local, es decir a razón de dos -2- a tres -3- días al mes, durante una extensión de seis -6- horas por jornada. Desde otra vertiente expositiva, y en lo atinente al escenario que circundó al cese contractual, adujo que oportunamente abonó a su entonces dependiente la totalidad de las acreencias derivadas de la extinción del vínculo, mediante el depósito efectuado el 23.08.2012 en la cuenta sueldo titularidad de aquél.

    Ahora bien, como fuera adelantado, el magistrado de origen desestimó todas y cada una de las facetas de los reclamos interpuestos, por considerar -en un apretado resumen- que el actor no había logrado acreditar ninguna de las deficiencias registrales achacadas a la patronal -cimiento medular de las pretensiones deducidas con base en el plexo laboral-, ni tampoco las características de las tareas que adujo haber desempeñado para el CABJ, carencia que impedía trazar un vínculo de causalidad suficiente entre las afecciones detectadas mediante los dictámenes periciales llevados a cabo y los agentes dañosos invocados en la demanda.

  3. El Sr. CASCO critica tales decisiones, específicamente con respecto a la corroboración probatoria de que su ingreso como dependiente del club demandado se produjo con anterioridad a la época inscripta en los registros pertinentes, como asimismo de las ocupaciones de rigor físico que aquél le encomendaba, y entiendo que le asiste razón en ambos tópicos.

    Hago esta afirmación porque, desde mi perspectiva, dicha parte ha salido airosa en la carga adjetiva de revalidar demostrativamente las alegaciones insertas en la demanda sobre esas temáticas, en tanto el concierto testifical integrado por las declaraciones de Acosta (v. fs. 262/263), P. (v. fs.

    275/276), F. (v. fs. 293/295) y M. (v. fs. 296/297), recabadas a su propuesta, se pronunció corroborando tal narrativa con sobrado poder de convicción.

    Fecha de firma: 16/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P.S.R., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I

    Al ofrecer su testimonio sobre las cuestiones que conforman el eje del debate a estudio, A. refirió haber coincidido con el actor “desde el 2001

    hasta el 2012 casi… cuando ingresaba a la cancha… como simpatizante de [B]oca… cuando jugaba Boca”, donde “lo veía… en el movimiento de las entradas… acomodando [a] la gente… adentro de la cancha”, añadiendo asimismo que “a veces corría las [v]allas en los partidos”, desplazamiento llevado a cabo en “las calles… A.d.V., V., B., Palos”;

    esto es, en las inmediaciones del estadio donde transcurrieron los hechos.

    Similar relato se desprende de la contribución brindada por F.,

    quien...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR