Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 29 de Julio de 2020, expediente CNT 042624/2013/CA001

Fecha de Resolución29 de Julio de 2020
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la N.ión SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA Nº CNT 42624/2013/CA1 AUTOS

CASCALLARES, S.J. /MAPFRE ARGENTINA ART SA.

s/ACCIDENTE – LEY ESPECIAL

– JUZGADO Nro. 46-

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina,

29/07/2020, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar los recursos deducidos contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La D.D.C. dijo:

  1. La Sra. Juez de anterior grado, hizo lugar a la demanda y condenó a Galeno ART SA (ex Mapfre Argentina ART SA, ver fs.

    233/236), a pagar al actor las prestaciones dinerarias previstas en la Ley 24557

    por incapacidad permanente (fs. 248/250).

    Contra tal pronunciamiento, se alza la parte actora, a tenor del memorial de fs. 253/257, presentación que no mereció

    réplica de la contraparte. Asimismo, los peritos médico y contador cuestionan sus honorarios, por considerarlos bajos (ver, respectivamente, fs. 252 y fs.

    258/259).

  2. De una breve reseña de los extremos del litigio, resulta que el actor reclamó a Galeno ART SA (ex Mapfre Argentina ART

    SA), el pago de las prestaciones dinerarias de la Ley de Riesgos del Trabajo y las mejoras previstas en la ley 26773 (ver fs. 19 pto. XI). El trabajador, quien alegó desempeñarse para su empleador “. y Meyrelles SH” cumpliendo tareas como “Peón Vareador 2 caballos”, denunció haber padecido un accidente de trabajo el 22 de septiembre del 2012, en ocasión de sus tareas.

    Sostiene que ese día, a las 8, estaba con un caballo,

    cuando éste le golpeó la pierna izquierda contra la puerta. Dice que dio aviso al empleador, quien realizó la denuncia en la ART, y lo derivaron al centro médico que señala.

    Afirma que en ese lugar, le tomaron placas y le ordenaron una resonancia, donde se le detectó una fisura en la rodilla izquierda, mas luego, en la tomografía que le efectuaron el 19 de noviembre de ese año, se verificó que no se encontraba cerrada. Agrega, que en esa ocasión, le ordenaron kinesiología.

    Dice que pese a que le proporcionaron atención médica inicial, el tratamiento quedó incompleto, en tanto no se le brindó la suficiente rehabilitación ni el apoyo psicológico, ni tampoco las Fecha de firma: 29/07/2020 correspondientes prestaciones en especie, agravado todo por el hecho de que Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CÁMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.G., SECRETARIA

    Poder Judicial de la N.ión el 16 de abril de 2013 le otorgaron el alta médica en forma prematura e irregular.

    Considera, que las secuelas del caso consolidaron un daño permanente y mayor que el que se hubiera producido de actuar la demandada con corrección y sentido de oportunidad. Por lo que le imputa responsabilidad en virtud de las omisiones señaladas, estimando una incapacidad física parcial y permanente del 10% de la TO, y una psíquica equivalente en porcentual, destacando que, al momento de su ingreso a prestar tareas para el empleador, no presentaba ningún tipo de patología.

    La demandada en su responde (ver fs.

    55/78vta.), reconoce el contrato celebrado con la empleadora del accionante.

    F. allí distintas negativas respecto de los hechos alegados en el escrito de inicio; contesta los planteos de inconstitucionalidad articulados por la contraria, e impugna la liquidación practicada por aquél.

  3. Sentadas sucintamente las posturas de los litigantes, corresponde abocarse a la tarea de analizar el recurso interpuesto por la parte actora, quien se queja porque en el grado anterior, se apartaron de forma arbitraria de las consideraciones vertidas y de los porcentajes propuestos por la perito psicóloga, en relación a la esfera psicológica del accionante.

    Destaca, que al revés de lo que indica la sentenciante anterior, la perito interviniente detectó un estado de ansiedad anticipatoria, con incidencia en las preocupaciones que expresa, por la merma de su rendimiento laboral, asociado a las vivencias que dice haber padecido tras el hecho que reporta en autos.

    Para el recurrente, queda demostrado que la experta en ningún momento indica que no existe relación de causalidad entre el accidente y la incapacidad psicológica que padece, y resalta que el informe, en este aspecto, no fue pasible de impugnación por las partes intervinientes.

    Afirma, que las conclusiones a las que accede la magistrada anterior resultan erróneas, máxime cuando nunca tuvo contacto con el reclamante, haciendo afirmaciones respecto de su estado psíquico tal como si lo conociera, y desacreditando lo dictaminado por especialistas médicos que sí lo entrevistaron y lo revisaron en reiteradas oportunidades, para elaborar sus informes.

    Agrega, que en grado anterior se efectuó una lectura muy peyorativa de la pericia psicológica de autos, sin lograr entender verdaderamente lo expuesto por la experta, esbozando la juzgadora sus propias conclusiones subjetivas, sin tratar de ponerse en el lugar del actor, y comprender sus padecimientos, expuestos en el informe.

    Explica, que la determinación del daño psicológico deberá tener en cuenta la vida que lleva a cabo y las actividades de la víctima,

    Fecha de firma: 29/07/2020 y que el daño psíquico no es otra cosa que una enfermedad mental, la que no Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CÁMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.G., SECRETARIA

    Poder Judicial de la N.ión puede ser diagnosticada en base a un solo síntoma, y mucho menos establecerse por simples caprichos. Afirma así, que en autos no existe duda de que el accidente sufrido le provocó una disminución en sus aptitudes psíquicas,

    por lo que no debe haber otra conclusión en el sentido de que aquélla debe ser reparada.

    Luego, en su segundo agravio, se queja porque para la Juez de grado anterior, debe existir proporcionalidad entre el daño físico y el psíquico. Así, señala que ese pensamiento es infundado, ya que es sabido que cada daño es autónomo e independiente, y que si bien tienen origen en el mismo hecho, las consecuencias y la posibilidad de recuperación son distintas.

    Sentado lo anterior, destaco que llega sin ser objeto de cuestionamiento la decisión adoptada en grado anterior, en el sentido de que C. se encuentra incapacitado en forma parcial y permanente, con “un 3,5% de un 7% constatando que una parte del daño es causado por el evento dañoso y el restante a los fenómenos degenerativos de la rodilla. En atención a la concausalidad puesta de manifiesto por la pericia médica es indudable que deben descontarse los factores congénitos” (ver fs. 249,

    anteúltimo párrafo, cfr. art. 116 LO).

    Cabe señalar, también, que llega sin ser objeto de cuestionamiento ante esta alzada, el accidente de trabajo y su mecánica, identificados en el escrito de inicio, como así también que, motivo de aquél, C. presenta limitación en los movimientos de la rodilla.

    Respecto de la incapacidad psicológica, para la magistrada de primera instancia aquélla no se ha acreditado, teniendo en cuenta que debe existir una proporcionalidad entre el daño psíquico y el daño físico y que, en el caso, no es muy elevada la minusvalía del accionante en su rodilla izquierda. Añadió que, más allá de la opinión del experto (quien la fijó de grado leve en 10% de la TO), el valor de la incapacidad, en el caso, impide vincular el daño psíquico con la lesión derivada del accidente, circunstancia por la cual se inclinó por el rechazo de esta pretensión.

    Pues bien, para resolver el planteo (que, reitero, no fue objeto de réplica de la demandada), considero necesario remitirme al informe del psicólogo de fs. 117/124, el que presenta los siguientes datos y conclusiones.

    …En relación a su estado anímico expresa preocupación por la pérdida de sus capacidades y aptitudes para ejercer adecuadamente el rol laboral que desempeña, dice: `no puedo hacer mucha fuerza y cuando ando a caballo me duele la pierna, especialmente por las mañanas, a veces no llego a barrer o limpiar el patio´. Con respecto al acontecer diario `a posteriori´ del inicio de su enfermedad según describe el entrevistado y de los contenidos discursivos se destaca la siguiente constelación...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR