En la Casa Rosada insisten en apuntar a Santa Fe

Los borradores secretos van y vienen desde la calle Gelly, sede del Ministerio de Seguridad, y Paseo Colón al 500, dónde conviven la Secretaría de Seguridad y la Gendarmería. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, y el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, prepararon para Mauricio Macri un "detallado informe" con hechos y evaluación de los catorce días que pasaron desde la fuga hasta la detención de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez.

Fuentes del Gobierno confirmaron la existencia de ese informe. Aunque se negaron a dar detalles, el texto apuntaría a la actitud del gobierno socialista de Santa Fe en las horas previas y posteriores a la detención de los prófugos, incluido el rol de funcionarios de Miguel Lifschitz en el fallido anuncio de detención de dos de los tres delincuentes que involucró al propio Presidente. También habrá espacio para la autocrítica por parte de los responsables políticos (Bullrich y Burzaco), que pusieron a disposición de Macri sus renuncias cuando el escándalo lo alcanzó.

"En las redes sociales está la prueba. El primer tuit, nueve y media de la mañana de ese sábado, es del gobernador diciendo que los tres delincuentes estaban presos", afirmó una alta fuente del Gobierno. La misma fuente, a tono con las explicaciones que Bullrich y Burzaco dieron ese día al Presidente, sindican al ministro de Seguridad santafecino, Maximiliano Pullaro, como el dirigente que "ante ocho dirigentes" explicó, con lujo de detalles, cómo se detuvo a los tres fugados. El mismo que minutos después, subido al helicóptero y en viaje hacia a localidad santafecina de Cayastá, se corrigió y habló de "un solo detenido".

¿Qué explicación tiene el Gobierno sobre lo ocurrido? A pesar de la resolución "positiva" del hecho, subsisten más hipótesis que certezas en torno a las dos últimas detenciones. "O nunca los tuvieron presos, o les dieron alguna chance de escapar", reflexionó un funcionario. Fuentes del comando conjunto que asesoraron a los funcionarios no creían en la hipótesis de una huida desesperada. "Claramente ellos querían que los detuviera la policía santafecina", indicaron en un despacho oficial.

Pero no todos serán dardos destinados al gobierno de Santa Fe. "Claramente también tuvimos errores de coordinación, falta de experiencia en el manejo de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba