Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

La obra pública

En la obra pública en la Argentina han existido históricamente carteles de empresarios de la construcción que fijaron arbitrariamente precios muy altos de adjudicación de las obras licitadas por el Estado, lo que se dio en llamar en su momento la "patria contratista". Me consta: como proyectista, nunca como constructor, siendo muy joven, apenas egresado de la facultad, como ganador junto con mi estudio de un concurso de anteproyectos para la Casa Central del Banco de la Provincia de Santa Cruz, en Río Gallegos, tuve a mi cargo el proyecto y dirección de esa obra. Por tal motivo, junto con los planos de obra y especificaciones técnicas, elaboré lo que se llama el presupuesto oficial, con información de costos ciertos recabados en la zona, sobre cuya base los oferentes debían ofertar un porcentaje por debajo o por arriba de éste. Grande fue mi sorpresa y perplejidad cuando en el acto de la apertura de los sobres que contenían las ofertas, la más baja superaba el 50% del presupuesto oficial.

Ese día, si bien empecé a crecer como hombre, al mismo tiempo y con mucha frustración también comencé a descreer como ciudadano. Esa situación, está de más decir, se repitió a lo largo de mi ejercicio profesional. Ahora, con el caso Odebrecht, no me cabe duda de que los empresarios de la obra pública en la Argentina son tan responsables -sin atenuantes- que los funcionarios estatales en la corrupción habida en nuestro país en los años recientes. Hacen falta dos para bailar el tango.

Fernando Aftalión

mailto:aftalion.fernando@gmail.com

Alianzas electorales

Con sorpresa advierto que tanto los precandidatos como las alianzas electorales pactadas para estas próximas elecciones legislativas aluden en gran medida a sí mismos, pero mínimamente acerca de los proyectos, planes o ideas sobre las numerosas y complejas áreas del Estado. No es suficiente la tradición de cada partido o agrupación para conocer qué es lo que postulan ante las actuales cambiantes circunstancias sociopolíticas del país.

Carlos Dartiguelongue

DNI 4.357.023

Discapacidad

Creo firmemente que las personas con discapacidad tienen derechos inalienables. El más importante, poder elegir o decidir algo respecto a su propia vida, más allá de sus limitaciones. Esto hace a su autonomía. Quienes demanden o necesiten una pensión no contributiva, deben tenerla. Pero nadie debe desconocer que otorgar pensión por invalidez limita otros derechos. Es frecuente que, por temor a perder la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA