Cartas de los lectores

Redistribuir la riqueza

En un tuit, con motivo de la reapertura de la denuncia que hizo Nisman contra ella, Cristina Kirchner expresó: "Lo que les interesa es asegurarse que no vuelvan gobiernos que tengan la idea de la redistribución de la riqueza". Ahora comprendo lo que pasó durante los doce años del anterior gobierno. Ellos lograron que esta premisa se hiciera realidad, enriqueciéndose y enriqueciendo a familiares, amigos y políticos de su sector. No es precisamente lo que el pueblo esperaba de ellos, pero hay que reconocer que el kirchnerismo lo logró: aparecieron nuevos ricos como por arte de magia en la Argentina. Si esto no es redistribución de la riqueza... ¿cómo se lo debe llamar?

Eduardo Pena

DNI 4.177.081

Torpeza

En 2011, los argentinos eligieron presidenta por segunda vez, en esa oportunidad con el 54% de los votos, a Cristina Kirchner. Con su vicepresidente, Boudou, elegido por ella misma; De Vido; Aníbal Fernández, y otros, tomaron el país ("vamos por todo", se sinceraron) por asalto, aumentaron notablemente sus patrimonios personales y dejaron cuatro años después un saldo de altísima inflación, con un tercio de la población bajo la línea de pobreza y un enorme déficit fiscal, sin olvidar el aumento de la inseguridad, el narcotráfico y una corrupción generalizada. Ahora bien, la misma población que constituyó ese 54% que eligió a ese gobierno, considerado quizás el más corrupto de nuestra historia, se queja ahora amargamente de las consecuencias de lo que hicieron los que ellos mismos votaron, y tratan de echar la culpa del actual estado del país al nuevo gobierno, que trata denodadamente de resolver el descalabro heredado. Nemo protest propiam turpitudinem allegare, dice el aforismo, que alude a quienes pretenden justificar sus errores con la excusa de su propia ineptitud o torpeza. Muchos argentinos deberían reflexionar acerca de si lo que están padeciendo no se debe a su propiam turpitudinem.

Faustino J. Arámbulo

mailto:fjarambulo@gmail.com

Derechos humanos

¿Se respetan en la Argentina los derechos humanos de los procesados y condenados por delitos de lesa humanidad? La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, al presentarse como querellante en los juicios por crímenes de lesa humanidad, ¿acaso no se autoexcluye de velar por los derechos humanos de los acusados? Desde hace más de una década que casi todo el presupuesto y el aparato de ese organismo están al servicio de perseguir, procesar y condenar a los civiles y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba