Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

La selección

El ejemplo importa

Ningún deportista tiene obligación de ganar, ni Messi ni ningún otro. Pero los jugadores de gran nivel tienen responsabilidad hacia todos los chicos que los siguen y admiran (comprendo que ése quizá no era su objetivo, pero la vida los puso ahí). Son miles de chicos observándolos. Creo que una de las mejores lecciones que podemos enseñarles es a no renunciar, a seguir intentándolo. A sentir la satisfacción y el orgullo por seguir en el camino de búsqueda.

No es importante para los chicos que la selección gane o no, pero sí es importante para ellos el ejemplo de sus jugadores favoritos. No es bueno que los vean renunciar.

María del Pilar Carrique

mailto:mpcarrique@fibertel.com.ar

Para reflexionar

Sorprende que una madre, la señora Constanza Campos, no comprenda el mensaje ético que Messi le esta dando a su hijo de nueve años. Messi no deja la selección porque perdió una final sino porque, como consecuencia de haber perdido varias, fue descalificado -de modo agraviante y sistemático- como jugador y persona por la sociedad argentina. Prudentemente quiso ponerse él y su familia al margen de ese aquelarre. Es una excelente oportunidad para que la señora Campos le explique a su hijo que ciertos valores, como el respeto a las personas y sus familias, se encuentran absolutamente por encima de valores deportivos o profesionales de naturaleza inferior. En el mensaje de Messi se evidencia que sus valores morales -los más importantes en una persona- están por encima de sus valores deportivos: es un mensaje destinado a toda nuestra sociedad que, al haber perdido completamente su norte ético, carece de capacidad para valorar de modo justo los hechos, a las personas y sus conductas. La gran lección que Messi esta impartiendo -no sólo al hijo de la señora Campos- es que, en la vida, una conducta ética coherente resulta mucho más importante que jugar en la selección nacional de fútbol.

Los torneos intercolegiales -conozco la Copacri de los colegios católicos- reproducen de modo germinal los mismos antivalores morales de la sociedad argentina que llevaron a Messi a tomar su drástica decisión. Quizás el mensaje de Messi sea para los padres y autoridades de esos colegios -antes que para sus hijos- a fin de que reflexionen sobre el ambiente moral en que introducen a los niños a su cargo, como inadecuado para una recta formación como personas, que son siempre las mismas e igual de respetables, tanto si...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA