Cartas de los Lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

El peronismo

Vivimos la transición entre un gobierno que deja el poder luego de doce años y una nueva coalición que asoma con un sesgo y un estilo prácticamente inédito en la historia política argentina. El kirchnerismo, en su afán de perpetuarse en los cargos, ha sembrado un antagonismo poco útil y ha enquistado internamente a varios sectores del peronismo. Como el menemismo, en su época, la corriente kirchnerista probablemente tenga una vida efímera en los próximos años, por más que unos cuantos quieran conservar sus privilegios e influencias. Es hora de autocrítica en el movimiento político más popular de la Argentina. Hay que recordar la máxima que dice que "las dignidades y los honores no se poseen, sino que se merecen". La sociedad ha ungido democráticamente a Macri para que guíe los destinos del país. Hay que dejarlo a él y a su prestigioso equipo que pueda demostrar la valía y el talento en su programa de gestión. Ello beneficiará en definitiva a todo el país. Los argentinos nos merecemos un mejor proyecto de país, más seguro y eficiente, menos corrupto. El peronismo, por su parte, tiene que elaborar una oposición constructiva y reinventarse como movimiento, esta vez, sin que algunos oportunistas se apropien de sus banderas.

Torcuato E. Fino

mailto:thenryfine@gmail.com

Consulta

"Por supuesto que Lino lo consultó conmigo, porque si no, no hubiera aceptado", afirmó Cristina Kirchner refiriéndose al doctor Lino Barañao y a la convocatoria de Mauricio Macri para que el funcionario prosiguiera en su cargo al frente del Ministerio de Ciencia y Tecnologia.

Solo cabe preguntarnos: para cada cuestión que deba resolver el flamante ministro en el futuro, ¿también consultará con la ex presidenta?

Alejo Uribe

DNI 6.259.301

La transición

Vi y escuché por televisión la conversación telefónica que en su momento tuvieron el presidente de Chile (entonces en ejercicio) Piñera y la mandataria electa Michelle Bachelet, en la que se ve cómo el primero le manifiesta, sonriente y con simpatía, su ofrecimiento para empezar a hacer una transmisión ordenada del poder (eso fue varios meses antes de entregar el mando) e incluso le dice que iría a visitarla para felicitarla personalmente.

Como se verá, todo lo contrario de aquí, donde en la reunión entre Cristina y Macri ella le manifestó que recién un día antes del 10 de diciembre se podía comunicar con sus ministros. Es que el zorro puede perder el pelo, pero no las mañas.

Luis García Morales

DNI...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA