Cartas de los Lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Aníbal Fernández

"Nunca maté a un animal", le dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a una diputada frente a cuarenta millones de argentinos, y sigue en funciones. Si yo le hubiera dicho lo mismo a un alumno frente a sus treinta compañeros, hoy estaría sin trabajo.

Prof. Candelaria von Wuthenau

DNI 17.374.556

Ayuda

Es muy loable y humanitaria la política del Gobierno de recibir refugiados sirios, pero no puedo dejar de mirar sobre mi hombro y ver que en Buenos Aires, nuestra ciudad, hay cientos de personas en situación de calle, revolviendo la basura en busca de comida; y hay villas. Y que en el interior del país hay niños y adultos pasando hambre y muriendo por desnutrición ("casos aislados" dirían en el Chaco).

Bienvenida la ayuda para los que vienen, pero a nuestros compatriotas, ¿quién se la da?

Guillermo C. Maggio

DNI 4.019.831

Empresarios

Me resultó muy interesante el artículo de Luján Scarpinelli publicado en el suplemento de Economía del domingo pasado, en el que se refiere a nueve empresarios maduros que mantienen puestos de liderazgo más allá de la edad de jubilación. Toma como referencia nueve casos en grandes empresas o grupos económicos muy reconocidos. A ellos yo quisiera agregar 90, 900, quizás 9000 (¿a lo mejor más?) empresarios líderes de pymes formados en el subibaja de las mareas económicas argentinas. En una gran parte de los casos operan con financiamiento caro, no bancario, y cuando venden al exterior suelen hacerlo con movimientos relativamente solitarios, sin respaldo de las oficinas comerciales del país. En general, son excelentes organizadores de sus procesos productivos y sufren en exceso la impar presión tributaria del país. Frecuentemente su formación empresarial no ha contado con sólidos conocimientos académicos, y con desesperante impotencia han visto cómo las grandes crisis los han dejado sin empresa. Pero no por eso dejaron de luchar, simplemente han sido transitoriamente empresarios sin empresa. Después, una nueva idea, un nuevo proyecto organizado con financiamiento muy difícil de reunir los puso nuevamente en marcha. Y así llegaron a la edad de jubilarse y la excedieron. La esperanza de vida se desplazó hacia números más altos, y ellos supieron acompañarla con su laboriosidad, edificando proyectos que en el tiempo trascienden sus respectivas esperanzas de vida. Pero son empresarios, ¿qué otra cosa habrían de hacer?

Sí, hay una cosa más: son docentes en un ámbito donde la academia enseña muchos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA