Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

llevar la boleta

Me parece una buena idea lo propuesto por algunos partidos políticos respecto a que cada persona lleve su propia boleta en las próximas elecciones a presidente. Como también considero que es esencial que los partidos traten de tener un fiscal en cada mesa desde Jujuy hasta Usuahia para cuidar sus votos. Sin embargo, me pregunto de qué manera se puede evitar el fraude de los telegramas en el Correo. En los últimos días he escuchado con estupor un número alarmante de casos en donde personas que fueron autoridad de mesa y se quedaron con copia del telegrama de recuento de votos lo compararon con el publicado en la página oficial de la Cámara Electoral y el resultado fue que lo habían modificado- sacándole votos a algún partido o sumándole votos a otro. En algunos casos el FPV obtuvo más votos quevotantes en esas mesas...

Es muy importante tener fiscales. Es vital. Pero si no se pueden proteger los votos que manda el correo para el conteo, el trabajo de los fiscales es en vano y el fraude inminente.

María Natalia Henry

Nuevas esclavitudes

El populismo ha logrado introducir en la sociedad dos nuevos tipos de esclavitud. Hay una esclavitud de la clase baja que se basa en el subsidio generoso y ocioso, mediante el cual, el poder, en vez de crear trabajo y dar educación da planes con los cuales no sacan a la clase más paupérrima de la sociedad en la miseria en que se encuentra y al mismo tiempo los mantienen como votantes cautivos. Si les diera educación y trabajo probablemente ese votante iría migrando hacia otras opciones más democráticas. El gobierno se empeña en seguir con esa política que le da buenos resultados electorales y la población más sumergida no puede, no sabe o no quiere salir de esa situación en la que se encuentra. Con un poco más de educación se darían cuenta en la trampa en que han caído. Se han convertido en los esclavos modernos de la sociedad actual.

Hay otra clase de esclavitud de una parte de la clase media, que es el consumo y las cuotas. El ciudadano de clase media que privilegia el tener al ser, se olvida de los principios éticos cuando tiene la posibilidad de consumir, no le preocupa que la fiesta la paguen sus hijos, quieren todo ya y ahora y quienes les satisfacen esas necesidades falsamente creadas son beneficiados por el voto.

La Argentina se encuentra en una encerrona, no se vislumbra un camino para salir de esta situación, mientras la oposición parece diferenciarse entre sí sólo por los colores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA