Cartas de los Lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

La fórmula oficialista

Sin discusión

La frase del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, "se imponen las condiciones de la jefa del movimiento y no se discute más", relativa a la orden dada por Cristina Kirchner para designar a Zannini como vice de Scioli y bajar de la posibilidad de competir por la candidatura a presidente a Randazzo, es más propia de los cuarteles que de un partido político que se supone democrático. Parece ser que para los peronistas hay algunas "obediencias debidas" que son buenas y algunos "puntos finales" que también lo son.

Enrique Di Fiori

mailto:enriquedifiori@fibertel.com.ar

Como en Rusia

El triunfo del FPV en la inminente elección presidencial podría crear las condiciones para remedar en el futuro -aunque de forma incruenta y con distintos matices- la revolución rusa de 1917.

Lo haría a través de sucesivas reformas institucionales, profundizando las ya realizadas por el actual gobierno. Los protagonistas estelares de aquélla estarían representados como sigue: Scioli vendría a ser el Kerensky (líder moderado menchevique), en tanto que el lugar de los revolucionarios bolcheviques sería ocupado por Zannini y Kicillof.

Las reformas podrían ser llevadas a cabo merced a contar con una mayoría parlamentaria adicta y avaladas por un Poder Judicial doblegado. Todo ello bajo la supervisión ad honórem de la ex presidenta, quien aguardaría ese período para volver a disputar su reelección. Las distintas corrientes opositoras seguirían manifestándose, aunque disgregadas, como ahora se encuentran.

Humberto Juan Pizzi

DNI 4.765.476

Oposición unida

Al menos la mitad de los argentinos necesitamos imperiosamente un sano giro en la conducción de nuestra patria, que agoniza. No exageramos si suplicamos a los líderes de la oposición que se unan para lograrlo. No es tan tarde aún, pero urge. Los acontecimientos políticos de la semana pasada nos dejan un sabor amargo y fundamentada desesperanza. Nos preguntamos: si en más de una oportunidad grandes estadistas del mundo que representaban sistemas político-filosóficos opuestos pudieron unirse y lograr un objetivo común, ¿no pueden los principales miembros de la oposición negociar, ubicándose en determinados cargos estratégicos?

La verdadera fortaleza de un equipo de trabajo no radica en sus similitudes, sino, por el contrario, en las enriquecedoras diferencias de los miembros que la integran.

Felicitas Rodríguez Moncalvo

DNI 5.941.142

No a la reelección

Uno de los vicios mayores en nuestro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA