Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Ofensa

Soy docente desde hace 50 años y siempre enseñé que no es lo mismo reírse con alguien que reírse de alguien. Me provoca una vergüenza indescriptible leer que la Presidenta no sólo ha usado medios vedados por la República China, sino que se ha burlado de su manera de hablar. Recordemos lo que hace poco nos recomendaba el papa Francisco con respecto a burlar la fe y creencias de las personas: burlarnos de como hablan es una verdadera ofensa, sobre todo cuando proviene de un primer mandatario que está mendigando inversiones en el exterior.

Denise Gallagher

mailto:denisepgallagher@hotmail.com

Indigestión

En estos días de controversia política llena de palabras, evoco los pensamientos que nos legara en sus conferencias en Buenos Aires y desde 1916 aquel brillante filósofo que fue Ortega y Gasset. Reflexiones con la futurología que su visión le hacía prever. Decía hace cien años, con sentencia fundada: "Es inevitable: durante unos años la Argentina sufrirá de histórica indigestión". Porque veía una sociedad nacionalizada en la producción agraria, que se encontró en torno a ella con una periferia de la reciente inmigración. En su trabajo sobre las masas, ubica a la Argentina de 1928 inaugurando el voto popular, que trajo la factoría sindical como un espejo de la Europa inmigrante. "Se topan con el tipo de hombre propiamente argentino y el tipo de hombre abstracto que son los que habían venido a argentinizarse".

Relacionemos estos, sus raciocinios, a nuestro presente. "Ser de izquierda es como ser de derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas en efecto son formas de una hemiplejia moral". Decía Ortega, "las derechas prometen revoluciones y las izquierdas proponen tiranías", y agregaba: "En todos los siglos, los ejemplos más viles de la naturaleza humana se han encontrado entre los demagogos".

Para pensar.

Luis María Merlo Gómez

DNI 4.241.633

Strassera

El fiscal Strassera, con mayúscula, tiene bien ganado el respeto de todos los argentinos. No necesitó apelar a operaciones de inteligencia para formalizar su denuncia ante la cara de los miembros de la junta de comandantes en pleno, ni se escondió dentro del baúl de ningún auto cuando tuvo que reclamar ante los jueces su histórico "¡ nunca más !"

Señor Fernández, voy a recurrir al gran Pappo para contestarle, en nombre de la ciudadanía, toda; "Nadie se atreva a tocar a Strassera".

Juan José de Guzmán

mailto:jjdeguz@gmail.com

Gils Carbó

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA