Cartas de los Lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Más empleo públicoSegún algunos estudios, las personas ocupadas en el sector público representan un tercio del total de la fuerza laboral contratada en blanco. El proyecto de presupuesto indica que sólo el Estado nacional incorporará más de 13.000 empleados en 2015, llegando a casi 390.000 agentes públicos. El Senado estima que llegará a tener una dotación de 6081 empleados. Un cálculo muy simple nos dice que si ese cuerpo está integrado por 72 miembros, por cada uno de ellos se contarán unos 84 empleados. Aun para un observador poco calificado ese número parece -siendo generosos- algo exagerado. Pero no es cuestión de cargar las tintas sólo sobre el Congreso. La sobreabundancia de personas que dependen de los presupuestos públicos es visible en los tres poderes del Estado. En contraposición, frecuentemente escuchamos decir que muchas cosas se demoran o directamente no se hacen por falta de personal. Esta contradicción muestra claramente que el problema es la falta de eficiencia de un Estado paquidérmico que cada vez demanda más dinero de los contribuyentes. ¿Las causas? Seguramente son muchas, pero se podría comenzar analizando si los funcionarios que conducen el Estado tienen claro cuáles son sus objetivos -y por ende las necesidades de recursos humanos- y si quienes les reportan saben para qué se les paga un sueldo.Por otro lado, no debería descartarse una mirada sobre aspectos relacionados con la baja productividad, como la no remoción de agentes públicos, las licencias desproporcionadas, los horarios reducidos y el nivel alarmante de ausentismo.Aldo Tassaramailto:aldo.tassara@fibertel.com.arMolinaLamentables las declaraciones del sacerdote Juan Carlos Molina, titular de la Sedronar, sobre la no criminalización del consumo de drogas, máxime teniendo en cuenta el cargo que ocupa. Sería bueno que revisara los conceptos que tiene sobre los vicios y las virtudes, y aquello que le hace bien o mal a la sociedad. Él, como sacerdote, debería procurar con su decir y obrar que el ser humano se encaminara hacia lo que puede dignificarlo, rescatarlo y liberarlo, cosa que, por cierto, no viene de la mano del consumo de drogas, algo de lo que cualquier persona de nuestra generación puede dar testimonio.Jesús María Silveyramailto:silveyraj@gmail.comVaca MuertaEs de esperar que el éxito que se augura al yacimiento Vaca Muerta y a otros existentes y futuros sirva no sólo para lograr el autoabastecimiento de petróleo y gas, bajar el precio del combustible, dar buenos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA