Cartas de los lectores

La ruta del dineroQué irónico que los que están del lado de la defensa del caso Boudou ahora estén solicitando se investigue la ruta del dinero. El último letrado que intentó seguir esa ruta para investigar un caso de corrupción ligado al Gobierno ahora está sin trabajo y enfrentando un juicio.Andres E. Kiddmailto:andrewkidd@fibertel.com.arDetentarEl abogado defensor de Amado Boudou ha dicho al juez que investiga al vicepresidente de la Nación, en un escrito publicado por la nacion, que Boudou "detenta" un "trascendente rol institucional". Un letrado no puede ignorar que "detentar" significa "retener lo que manifiestamente no le pertenece", y en su segunda acepción, "retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público",Si el propio abogado defensor del vicepresidente imputa semejante cosa a su cliente, ni falta hace escuchar a quienes no lo quieren.Juan G. Navarro Floriamailto:jnavarro@nfla.com.arParosEscribo esta carta para expresar mi absoluta disconformidad ante las actitudes de quienes son responsables de la provisión de ciertos servicios. Ante cualquier problema deciden un "paro sorpresivo" o no sorpresivo. Yo me pregunto: ¿estos señores alguna vez se subieron a un tren o colectivo para darse cuenta a quién perjudican realmente? A los trabajadores que utilizan el transporte público.Laura Schustermailto:lauraschuster54@hotmail.comCámarasVeo en reiteradas ocasiones en los noticieros casos de robos efectuados con la modalidad "hombre araña". En mi barrio, Barracas, he escuchado varios casos y en uno de ellos (ocurrido a una cuadra de mi domicilio) apuñalaron a una vecina. Me pregunto: si la ciudad está plagada de cámaras de seguridad, según la propaganda del gobierno porteño, ¿cómo es que se producen estos hechos y no los previenen ni detienen a nadie?Eduardo Sánchezmailto:edu905@yahoo.com.arPalabra claveEn la madrugada del viernes fui víctima de un intento de secuestro virtual. La voz que decía llorando "mamá ayudame" era la de mi hijo mayor. No paraba de decirlo y yo de preguntarle "¿qué te pasa?". Esa frase y la pregunta "¿cuál es nuestra clave familiar?" fueron las únicas palabras que lograron sacarme. Finalmente, un hombre preguntó: "Señora ¿me escucha?". Ahí corté sabiendo que no era mi hijo, pero muy asustada. Mi corazón latía a mil.Tenemos un grupo de vecinos que nos comunicamos por mail y comprobé que en estos últimos tiempos muchos habían pasado por el mismo susto, producto de la "sensación de inseguridad" y que "la palabra clave"...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR