Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

los juicios de los jubilados

EL ESPEJO

Por fin la Corte Suprema reaccionó ante el avasallamiento a que nos estamos viendo sometidos los jubilados que durante años realizamos nuestros aportes y que tenemos que llevar adelante juicios interminables para lograr lo que nos corresponde. Es inadmisible que la Anses en forma sistemática apele los fallos favorables y de esa forma alargue la agonía, cuando existen jurisprudencias de sentencias (caso Badaro y caso Elliff) que avalan nuestros reclamos. A la Corte, felicitaciones, y al Estado y la Anses, que cumplan con la Justicia, que no olviden que ellos son el espejo en que se miran los ciudadanos y el mal ejemplo está llevando a esta sociedad a un grado de anarquía que no conocíamos.

Eduardo Héctor Pena

DNI 4.177.081

UNA SOLUCIÓN

La Corte Suprema volvió a instar a la Anses a no demorar los juicios de jubilados, que ahora suman más de 330.000. Tiene razón. Como ya lo hizo anteriormente, la Anses contestará que no tiene fondos suficientes para ello. Tiene razón. La solución está en que la Anses ofrezca a los demandantes desistir del juicio contra un pago del 50% móvil de sus últimos sueldos activos. Estoy seguro de que una gran mayoría lo aceptaría. Asimismo, es tiempo de que el Congreso cambie de una vez la ley de jubilaciones, por más antipático que sea. El 82% móvil es a todas luces incumplible. En Alemania, uno de los países más ricos, un jubilado cobra en promedio el 47% de su último sueldo. Luego de 45 años de aportes, no de 30.

Friedbert W. Böhm

DNI 93.428.831

LA AFIP Y EL MUNDIAL

¡Qué buen gesto del organismo fiscal será la investigación de los monotributistas que vuelen a Brasil para el Mundial de fútbol! Espero que el mismo gesto no se agote en esta categoría de responsabilidad fiscal y se haga extensivo a los chárteres de barras bravas que despache la AFA y a los de amigos camporistas que se trasladen por Aerolíneas Argentinas.

José Mariano Astigueta

mailto:jmastigueta@gmail.com

JAIME

Sugiero que Jaime, ya que por su estado de precariedad pecuniaria ha sido eximido de concurrir a las audiencias del juicio en el que se encuentra imputado, deba comparecer los días de audiencia en la comisaría con jurisdicción en el área de su domicilio y permanecer en ella durante todo el tiempo que dure la audiencia. Si se prolonga demasiado tiempo, para mitigar su apetito le pueden convidar una taza de mate cocido. Si una asistente social comprueba su estado carencial, hasta podría ser beneficiado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA