Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

la inflaciónLEY DE GRAVEDADNegar la inflación es como negar la ley de gravedad, y negar la realidad tiene consecuencias. "La única verdad es la realidad", dijo Perón. Parece que sus herederos –que muchas veces lo citan– no han aprendido esa lección.Cuando se niega la ley de gravedad, se termina estrellado...Cuando se niega la inflación, el final parece el mismo.Leonardo ÁlvarezDNI 26.165.961PRECIOS CUIDADOSLa señora Presidenta, a través de sus funcionarios, lamentablemente ha ordenado difundir la demagógica idea de "cuidar los precios". A quien sabe algo de economía jamás se le ocurriría pensar que un gobernante podría perder el tiempo en semejante despropósito, que distrae a la población de otros problemas fundamentalmente más importantes, como la galopante inflación y la falta de energía. Los precios, si no fueran distorsionados por políticas económicas erradas de un gobierno, serían establecidos, tal como ocurre en cualquier otro país, por el consumidor, que no compra cuando no le conviene. Es la ley de la oferta y la demanda, y punto.La mejor manera de "cuidar los precios" es no emitir la mal llamada moneda soberana sin respaldo y no malgastar los dineros públicos innecesariamente, como en el Fútbol para Todos y otras prebendas negativas para la salud de la economía.María del Carmen Preciadomailto:mensi382@gmail.comCONJUECES ALIADOSLa reciente designación de conjueces íntimamente vinculados con el kirchnerismo es un nuevo intento del gobierno nacional de arremeter contra la independencia de los jueces, ya bastante escuálida en el fuero federal. Declarado inconstitucional por la Corte Suprema el corazón de la reforma judicial y habiendo adquirido en los últimos tiempos contornos escandalosos las imputaciones de corrupción que alcanzan al vértice del poder, se pretende imponer magistrados adictos mediante un atajo. Dicho atajo viola en modo manifiesto la Constitución nacional, que tras la reforma de 1994 incorporó en el procedimiento de designación de los jueces al Consejo de la Magistratura, para reducir el componente político de esas designaciones y favorecer la idoneidad e independencia de quienes tienen como alta misión defender los derechos de los ciudadanos y garantizar la plena vigencia de nuestra Carta Magna.La Corte Suprema, una vez más, está llamada a corregir este aberrante abuso de poder.Jorge R. Enríquezmailto:jrenriquez2000@gmail.comKALASHNIKOVLeí con interés la interesante nota sobre el creador del AK-47 y su arrepentimiento y cargo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA