Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

REACCIÓN"Defenderé con orgullosa terquedad al país", declaró la Presidenta. Qué lástima que no supieron defenderlo cuando Uruguay anunció la instalación de la pastera. El entonces presidente Kirchner demostró absolutodesconocimiento y desinterés. El pueblo de Gualeguaychú y su defensa del río Uruguay pusieron en una situación incómoda a nuestro gobierno, que, al igual que cuando eligieron al querido Francisco, reaccionó tarde y mal. La realidad muestra que a nuestros gobernantes no les interesa nada salvo que el pueblo se manifieste.Fernando Braconimailto:braconifernando@gmail.com¿A QUIÉN LE CREO?En un monólogo editado para televisión que algunos optimistas llamaron entrevista, la presidenta Cristina Kirchner, entre las muchas frases autorreferenciales, afirmó que una multitud de argentinos –los que no sufren el cepo cambiario, según sus propias palabras– la esperaba en las puertas del hotel cinco estrellas donde se alojaba para saludarla calurosamente. En contraposición, una vieja amiga que reside en Nueva York me envió una foto digital que mostraba a un grupo de compatriotas con carteles poco amigables y que abucheaban a la señora Presidenta.Acontecimientos recientes me predisponen a creer más en mi amiga.Marta EscobarDNI 6.030.071ACOSO AL SECTOR RURALLa Presidenta dijo, con sorna y picardía, que en su "década ganada" gracias a su política agropecuaria había logrado el récord histórico de cosecha con una producción de 105 millones de toneladas. Casi paralelamente con el tratamiento de la circular 125, se impuso al sector petrolero una especie de retención móvil, al ponerle un precio fijo a la producción. Manejada la exploración y explotación por poco más de 10 empresas multinacionales o asociadas a ellas, con la experiencia y la paciencia de lo sucedido en otros países, simplemente se sentaron a esperar. Caída de la inversión, falta de exploración, agotamiento de los pozos y consecuente pérdida de reservas, incremento exponencial de importaciones, escasez de divisas y como crónica de una muerte anunciada, "lo que me negaste ayer, me lo darás triplicado hoy". Muy por el contrario, el sector agropecuario atomizado en 300.000 productores, y a pesar de la salvaje política agropecuaria kirchnerista (donde un kilo de soja vale el 150% más con solo cruzar la frontera), no tiene la opción de sentarse y esperar, tiene que seguir produciendo. Productores descapitalizados, acoso impositivo, pooles de siembra que se van retirando del mercado, poco a poco irán...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA