Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

acusaciones de la presidentaHÁGASE CARGOLeo con asombro las declaraciones y tuits de nuestra Presidenta, en las que acusa a diferentes funcionarios opositores y a empresarios de atentar contra la continuidad de su mandato. Y a muchos de sus colaboradores, como Luis D’Elía, ponerle fecha de destitución a su presidencia. Podría tratarse de una película de ciencia ficción, ya que nada está más alejado de la realidad. Lo único que queremos en este momento, señora Presidenta, es que finalice su mandato. No busque escusas, no culpe a terceros, no declare complots inexistentes. Nadie quiere que se vaya y nos deje este muerto, asuma usted sus responsabilidades hasta las últimas consecuencias, y si no sabe cómo hacerlo, escuche la voz de un pueblo, que le viene diciendo hace rato lo que espera y necesita. Hágase cargo.Alejandra Bartolomé Somoza de TailhadeDNI 12.076.906TÁCTICA ELECTORALLa Presidenta ha optado una vez más por victimizarse como táctica electoral. No le alcanza el luto permanente, que no le impide bailar el Himno, sino que ahora denuncia golpes de Estado con balas de tinta.Parece que esas andanadas de metralla no existirían si la "corpo" callara los cuestionamientos a las cifras del Indec, las bóvedas y bolsos de Lázaro Báez, las cuestionables concesiones de obra pública a amigos, las tragedias del Sarmiento, los muertos de la inundación de La Plata, los procesos judiciales por dádivas y enriquecimiento de Jaime, la relación entre Ciccone y Boudou, la inseguridad, los asesinatos en entraderas , el déficit multimillonario de Aerolíneas, el misterio del convenio con Chevron, el acuerdo con Irán para olvidar los muertos de la AMIA, el tremendo aumento del gasto público, la "escala técnica" en Seychelles, el monstruoso desastre energético, el cepo cambiario, el fracaso de los Cedin, los improperios y bravuconadas de Moreno, el fracaso de la política internacional aliándose con los dictadores y peleándose con los países democráticos, el incumplimiento de las sentencias del Ciadi, la caída brutal de las reservas del Central, la desopilante emisión monetaria, el innecesario conflicto con Chile, el falso aumento del mínimo no imponible, el veto al 82% móvil a los jubilados y las demoras en los juicios, etcétera.Más que pretender "matar al mensajero de la mala noticia", ¿no sería más sano impedir las situaciones que la generan, ser más transparente, dar conferencias de prensa que no sean monólogos, dejar de insultar a periodistas que las hacen tal como el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA